La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la Famille > Fin de curso con alumnas marroquies en Rosajelo (Caceres)

Fin de curso con alumnas marroquies en Rosajelo (Caceres)

España entera está conmovida, preocupada, al menos sensibilizada por la cantidad de inmigrantes que están llegando a las costas de nuestra Península...

... Gente en busca de una vida más digna, o huyendo de la guerra, como en otros tiempos tuvieron que hacerlo muchos españoles, emigrando a otros países.

Hoy se viaja mucho, pero una cosa es hacerlo por turismo y otra por necesidad. Dejar lo tuyo, poco o mucho, pero querido… meterte en un barco o patera… con la incertidumbre de si llegarás a la otra orilla… a qué país; a veces ni conocen su nombre, menos su idioma; ¿serán recibidos? ¿cómo?, ¿podremos vivir como familia? Cuántas incógnitas… a nuestros vecinos les ha ido bien, nuestro pariente dice que tiene trabajo... eso buscamos, no importa el que sea, ¿el campo? Así se han ido poblando varias provincias de España, una de ellas Extremadura. En nuestro pueblo de Rosalejo hay como 20 Familias Marroquíes. Los hombres trabajan en el campo como temporeros en la cereza y en el tabaco especialmente, algunas mujeres también. Han ocupado en alquiler, las casas más viejas del pueblo. Raramente ves una mujer marroquí por la calle. No hablan español y eso las retrae, se relacionan muy poco; algunas desearían trabajar en planes de empleo que ofrece la Alcaldía, pero al no saber español, ni a eso pueden aspirar…
La administración pública en otros tiempos cubrió este servicio de aprendizaje del español a las personas que llegaban a nuestro país, hoy esta labor depende de la solidaridad del voluntariado.

Nada ocurre de por si… llegan al pueblo, 4 ursulinas Jubiladas. Providencia. ¡Dios nos ha venido a ver! decía una trabajadora de “Fundación Mujer”. (ONG que trabaja en el pueblo) Así, puede decirse que sin buscarlo nos encontramos con 18 mujeres que entusiasmadas, querían aprender español. Formamos tres grupos, según el nivel de cada una. Daba gusto estar con ellas, qué interés, buena asistencia, qué delicadeza, qué agradecimiento… Para nosotras, ha sido realmente gratificante; ver cómo han llegado de no saber una palabra en español, a darte cuenta que van entendiendo, leyendo, escribiendo…ellas mismas se sienten otras personas, por ellas no habría vacaciones, pero son necesarias porque ya tienen los hijos en casa y hay que atenderlos.

Muy bien, cerramos el curso, pero hay que celebrar todo lo que vosotras nos habéis enseñado y todo lo que nosotras hemos aprendido. Hacemos una bonita fiesta… Invitamos a la alcaldesa y personal de la Casa de la Cultura que con tanto cariño y buena voluntad nos prestan el local. Podemos invitar a nuestras vecinas y amigas con las que nos relacionamos. Nosotras traemos la merienda…si, pero no traigan demasiado; hacen unos dulces muy ricos Iban llegando al salón de la Casa de la Cultura con sus preciosas chilavas (vestidos típicos) y con sus hijos.

El salón se llenó. Pasamos una tarde muy amena entre juegos, chistes y refranes. De pronto, se hace silencio y Hasna, la que ha sido nuestra primera intérprete y ayuda, hizo un pequeño discurso de despedida y agradecimiento a las Hnas Ursulinas; nos entregan un hermoso ramo de preciosas flores y una placa de madera y metal que dice:

"A María Dolores, Anunciación, María Ángeles y Alegría en agradecimiento al apoyo y dedicación que con tanto cariño nos prestáis cada día”
20 de junio de 2018


En realidad, el regalo del año, han sido ellas para nosotras… su delicadeza, cariño, ternura, expresado a su manera… Un final de curso que transmite la energía para desear el próximo.

La Cdad de Rosalejo