La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la Famille > Ecología y espiritualidad

Ecología y espiritualidad

Esta vez, el compartir de nuestro encuentro llega desde Fuensanta donde Pepe Carrión, de nuevo, nos ha acogido en su casa. Aunque los pronósticos del tiempo no nos acompañaban, hemos tenido suerte y la armonía entre los tiempos de lluvia y nuestras tareas, nos ha permitido seguir casi al completo el programa.

“EL DESPERTAR DE LA ALABANZA”





Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan. Salmos 24:1-2
Los testimonios de los astronautas que vieron el planeta desde el exterior nos ayudaron en nuestra alabanza:

La persona que lo contempla se siente diferente porque comienza a apreciar la creación de Dios, a descubrir el amor de Dios (astronauta James Irwin)
Sólo Dios ha podido crear lo que tuve el privilegio de contemplar. La veneración y la acción de gracias surgen espontáneamente.
(Astronauta Eugene Cernan)

Es esencial recuperar el sentido de lo sagrado para mantener la armonía con la tierra.

  • Lo sagrado es una cualidad de las cosas que nos abraza totalmente, nos fascina, nos habla desde lo más profundo de nuestro ser y nos brinda una experiencia inmediata de respeto, temor y veneración.
  • En lo sagrado está la fuente de energía, que genera todas las cosas, el Espíritu Creador.
    Buscando ese sentido de lo sagrado la vuelta a casa hicimos en un paseo contemplativo que nos llevó a palpar la energía del Espíritu Creador.
    En el encuentro anterior, nuestro mundo, nuestra gran “casa común” se llenó de espacios que hemos intentado abrir para llenarla de vida, evitando que sean lugares donde no se cree nada, no se produzca nada, no se viva nada.


Por esto lo declaramos: “ABIERTO PARA COMPARTIR”

Reflexionamos sobre: La importancia de un mundo abierto para compartir.
Compartir la mesa en la Historia de la Salvación. Compartir la mesa con Jesús.
Aceptamos la invitación del Papa Francisco a partir y a compartir el pan porque:

COMPARTIR LA COMIDA
Es un momento para el prójimo. Es fuente de relación, es hospitalidad. Es escuchar a los que te rodean.

Es una acción muy evocadora y simbólica que tiene que ver con la vitalidad de los signos y valores religiosos. Cuenta y revela la relación y el vínculo establecidos con los demás y con Dios.

El Domingo, participamos en la celebración del Corpus Christi, con procesión incluida, en el cercano pueblo de Montalvos. Vivimos el asombro ante la docena escasa de personas que asistieron a la celebración.

De vuelta a Fuensanta tuvimos un tiempo muy rico de puesta en común, Y llegó el momento de:

PREPARAR LA MESA PARA LA FIESTA
El mundo necesita una gran mesa compartida para atajar el problema de la pobreza y de la exclusión social. Una mesa, a gran escala que se solidarice con la tragedia y escándalo humano que es la pobreza.

  • 4 espacios diferentes se llenaran de color y de pequeños detalles llenos de sentido.
  • Es una cuestión de creatividad, de poner entusiasmo y ganas.
  • Poner la mesa es un arte y puede ser un derroche de cariño,
    Para compartir sólo hace falta estar presentes, eso es precisamente sentarse a la mesa.Abrirse a crear lazos, a conocer, a descubrir al otro, a la otra.


Estamos seguras de que el mundo desborda de ingredientes que pueden enriquecer nuestro compromiso de cuidar el planeta, y llenarlo de belleza, de armonía, de paz, llenarlo de Dios, de Encarnación.
Con el cariño de todas hacia cada una.

Polo de Ecología y Espiritualidad

Portafolio