La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Appel à la vie religieuse > "Cultura de la vocación": viva y con buena salud en Canadá.

Other languages :   en     fr  

"Cultura de la vocación": viva y con buena salud en Canadá.

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français]

En 2018, la Junta de NAVFD (Asociación Nacional de Directores de Vocación y Formación) encargó un proyecto de investigación titulado "Vocaciones recientes a la vida religiosa en Canadá".

Al finalizar el informe, se pidió a los miembros actuales y anteriores de la Junta en tres ciudades de Canadá que organizaran grupos focales para "profundizar" en el informe a fin de descubrir la "razón de nuestra esperanza".

Edmonton fue una de las ciudades privilegiadas para organizar una reunión que tuvo lugar el 30 de noviembre, fiesta de San Andrés. El Evangelio del día, el relato de Juan del llamado de los discípulos, creó un escenario perfecto para nuestra jornada.

Después de la proclamación del Evangelio, por una joven Hermana de la Providencia, que profesó sus primeros votos dos semanas antes, "compartimos abiertamente la Palabra de Dios". Varios participantes hicieron eco de cómo la Palabra resonó en sus corazones y luego todos nos unimos cantando con alegría, "Dios me ha elegido".
El entusiasmo juvenil y la esperanza de cinco recién profesos entre nosotros, y la sabiduría, honestidad y perspicacia de las mujeres y hombres consagrados más "experimentados", hicieron una experiencia profundamente enriquecedora.

Nuestra congregación estuvo muy bien representada por Ann, Catherine, Hazel, Mariángel y Mary Clare.

La directora vocacional, especialista en ética médica, compañera espiritual y directora de retiros, Hna. Mary Rowell, CSJ en Canadá, facilitó nuestro día. Mary escuchó atentamente todo lo que se dijo, nos animó cuando fue necesario y nos confirmó en la esperanza de que la vida consagrada definitivamente tiene futuro en Canadá.

Al final del día, Mary reafirmó nuestra convicción de que Dios "reserva un futuro lleno de esperanza para nosotros", e invitó a los participantes a nombrar lo que más necesitamos de la Junta en nuestros esfuerzos para continuar nutriendo el llamado de Dios a la vida consagrada en Canadá.

Tres de las ideas que se compartieron son:

  • 1) Apoyo financiero de la Junta para que más miembros, especialmente los más jóvenes, puedan participar en conferencias como las patrocinadas por la Junta NAVFD,
  • 2) Hacer que Mary comparta el fruto de esta investigación con nuestros líderes congregacionales durante la próxima reunión de la CRC (Conferencia de Religiosos de Canadá), y
  • 3) Pedirle al cardenal Gerald Lacroix y al cardenal Thomas Collins Collins que pidan a sus hermanos obispos que se comprometan ardientemente a alentar a las mujeres y los hombres en Canadá a sensibilizar sus corazones al llamado de Dios a la vida consagrada. Una participante nos recordó apasionadamente que la voz de los pobres, las personas al margen de la sociedad, nuestro "hogar común", esperan la respuesta de mujeres y hombres generosos que sembrarán las semillas del amor, la misericordia, la compasión, el perdón, de esperanza y alegría.

Como un “para no olvidar” del informe de investigación, se nos recuerda: “Si espera atraer nuevas vocaciones a su instituto, considere lo siguiente:

  • • Haga de la animación vocacional una prioridad desde las más altas instancias y trabaje para inculcar una "cultura de vocación" en los miembros del instituto.
  • • Ser fiel al carisma del instituto, a la vida comunitaria y a la oración comunitaria.
  • • Estar abiertas al cambio.