La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la Famille > Bodas de Oro en Rosalejo

Bodas de Oro en Rosalejo

Lolina Fueyo de la comunidad de Rosalejo celebra con la comunidad y con el pueblo sus Bodas de Oro.

¿Cómo quieres que celebremos tus Bodas de Oro de Vida Religiosa Lolina?

“Yo no lo dudo” – es la Lolina espontánea- “con vosotras y con el pueblo”.
¿La gente, entenderá lo que significa? Nunca ha tenido el pueblo presencia de religiosas… a pesar de todo hay una hija del pueblo religiosa en Madrid, lo primero que nos hicieron saber al llegar. La mayoría de los habitantes son creyentes, con una religiosidad que vivieron desde niños y jóvenes en su pueblo de origen y quedaron con algunas prácticas puntuales religiosas.

No vimos conveniente hacer una invitación masiva. Lolina decide: sencillamente será en la Eucaristía del domingo con la gente que viene a ella normalmente. De 40 a 50 personas… ellas entienden y lo celebrarán con gozo porque nos quieren.
Ese mismo domingo coincidía la Renovación de las Promesas del Bautismo de los niños de Primera Comunión, Lolina misma, preparó la Ceremonia haciendo un enlace de los dos acontecimientos: enseñó un canto a los niños que lo cantaron felices y le pidieron que continuara enseñándoles cantos… Las catequistas, agradecidas le entregaron un pergamino hecho por los niños donde se leía: “GRACIAS LOLINA”

Tomás, el Párroco, se interesó mucho para que todo saliera bien. Lolina, de forma sencilla, profunda y oportuna explicó lo que para ella ha significado y significa entregar su vida a Dios y a la Humanidad, concretamente en los lugares donde ha sido destinada. HOY DÍA ES EL PUEBLO DE ROSALEJO.

La lectura de “…descálzate, que la tierra que pisas es sagrada…” resonó de una manera especial, el Salmo dedicado a ella y desde ella, la Palabra de Dios fue proclamada y compartida por Tomás.
En el Ofertorio, Alegría ofreció la fotografía de los papás de Lolina, ella nos explica que fueron los primeros en trasmitirle la fe y los primeros en hablarle de Dios.
M.Angeles ofrece Nuestro Libro de Vida, como símbolo de pertenencia a la Congregación.
Y un hermoso ramo de flores que simboliza los diferentes lugares y grupos con los que Lolina compartió estos 50 años, es ofrecido por Nancy, nuestra vecina, mujer querida en el pueblo por su bondad y espíritu servicial.

Al final de la Eucaristía se ofreció a todos los presentes, un ágape en el salón parroquial con gran regocijo de los niños y mayores que no cesaban de agradecer y felicitar a Lolina.
Vemos que, a través de pequeños gestos, visitas encuentros… vamos entrando en el pueblo como vecinas y amigas. Ya no solo nos saludan, sino que se paran, nos preguntan, nos invitan, nos toman en cuenta…. Nosotras vamos gustando de la naturaleza, del ambiente, de la convivencia, de lo que significa vivir en un pueblo pequeño, tranquilo, con muchas ventajas para vivir a Dios, alabarle, adorarle y darle gracias...¡¡¡

La Comunidad de Rosalejo
Fiesta de San José-2018