La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Ursulinas participando en una convivencia en Burgos

Ursulinas participando en una convivencia en Burgos

El Círculo SARA ofreció a la Realidad Misionera la opción de un descanso/convivencia en Burgos del día 1 hasta el 9 de agosto. La respuesta fue muy positiva: hermanas con ganas de compartir, vivir juntas y conocer más a fondo la ciudad milenaria de Burgos con todo lo que encierra de Arte y poder contemplar la belleza que los siglos han ido depositando en sus calles, plazas y parques.

Catedral de Burgos-Fachada Sur. Edificio emblemático de la Ciudad y centro de otros edificios góticos que le rodean.
Yendo hacia la plaza de la Catedral. Al fondo el Arco de Santa María.

Una primera vivencia:

Para mí todo ha sido una sorpresa agradable; había estado varias veces con las alumnas visitando los monumentos más emblemáticos pero esta vez la experiencia ha sido diferente, más rica, más vivencial, más comunitaria, más espiritual.
El arte me apasiona, me atrae, me da vida…, pero no conocía la ciudad que me gustó muchísimo. Calles y aceras amplias, el río que pasa por el centro con arbolado, espacio para pasear y admirar. No podía menos que recordar la égloga de Garcilaso de la Vega: “Corrientes aguas, puras, cristalinas…”. Todo me llevaba a Dios.


Uno de los días fuimos a la Eucaristía, a la Iglesia de San Lesmes, francés, nacido en Loudun que se quedó en la ciudad para cuidar a los peregrinos enfermos que pasaban en el camino de Santiago (Siglo XI); La ciudad le acogió tan bien que se quedó allí hasta su muerte. Es el patrono de Burgos.


Admirando el Arte que nos rodea.

Otro día fuimos a la Iglesia de Santa Gadea, llena de recuerdos del Cid y donde fue bautizado San Rafael Arnaiz.
Desde cualquier punto de la ciudad se divisan las agujas de las torres de la Catedral que parece que van a tocar el cielo.
Visitamos la Cartuja que ya desde la entrada impresiona la escultura de San Bruno (No habla porque es Cartujo).


Visitando Lerma.

Hicimos una excursión muy bonita. En el viaje nos deleitamos con un paisaje precioso salpicado de pueblos pequeños que nos sorprendían con la belleza de alguna Iglesia románica. Visitamos Lerma, Covarrubias, Caleruega donde nació Santo Domingo de Guzmán fundador de los Dominicos. Y el final del viaje fue Santo Domingo de Silos, oramos con el canto gregoriano de los Benedictinos que llega hasta lo profundo del corazón…


Felices y contentas llegamos a Burgos donde dimos gracias al Padre por tanto amor que había derramado sobre nosotras, gozando de una serena convivencia y rodeadas de la belleza que Dios nos regala y que nuestros antepasados con su vida y sus obras de arte nos hicieron vivir la experiencia del Creador y de la inteligencia de los hombres que nos han deleitado con su arte.

No dejamos de visitar el Museo de la Evolución Humana:El edificio, de Arquitectura transparente. Luz y paisaje: Desde la última planta se contemplan los diferentes ecosistemas de la Sierra de Atapuerca y desde cualquier lugar de este museo se contempla también la luz en todo su esplendor. Es obra de Juan Navarro Baldeweg.
Contiene posiblemente uno de los tesoros más antiguos , los fósiles de una especie homínida de 850.000 años encontrada en la Sierra de Atapuerca. Pudimos contemplar a nuestros antecesores...

M. Pilar ASCASO-Comunidad de Bilbao



En la Iglesia de Sta. Águeda.

Ocho días de vacaciones por la ciudad de Burgos.

No se cómo se gestó nuestro viaje pero sí me consta que nuestras hermanas del ciclo SARA compartiendo el deseo de Miriam dieran curso a la buenísima idea de que un grupo de Hnas. pudiéramos disfrutar de unos fantásticos días por la ciudad de Burgos.

Siempre contemplando arte.

Hemos dejado el Grove por dar otro giro al tiempo de ocio que no sea la playa, particularmente para aquellas que por distintas causas no nos atrae, cambiando por el de ciudades , pueblos y lugares que ofrecen la belleza de los distintos paisajes, arte y esparcimiento, qué gozada...Así, unas 13 Hnas. con alas en el corazón y algunas otras aseguradas por el bastón en las manos, compartimos con otros viajeros dirección a Burgos en otros tiempos conocido como "Cabeza de Castilla"

Ya en el centro de la ciudad y atravesando el modesto, transparente y risueño río Arlanzón vemos pasando bajo el histórico Arco Santa Mala Catedral burgalesa, joya del gótico español. No me voy a explayar enumerando la riqueza de sus muchos museos, iglesias edificios medievales, y también moderno como el de la Evolución que presenta los importantísimos yacimientos de Atapuerca.

Partimos el primer día siguiendo la ruta del Camino de Santiago. Nos sentíamos también peregrinas abriéndonos paso entre la gente, 13 ursulinas que como cuenta Paulo Coelho en su novela "Peregrino de Compostela" buscamos sobre todo la necesidad de encontrar nuestro camino dando sentido a nuestra vida.

Me brota dar muchísimas gracias a Dios y a todas vosotras que habéis hecho posible: la intercomunicación entre hermanas de distintas comunidades en un medio de ocio y vacación singular, sintiéndonos familia que disfruta de la oportunidad de ampliar nuestra cultura, así como de la belleza y arte de nuestras ciudades, de los juegos que compartíamos durante el descanso en la residencia... Gracias de nuevo.

Lucía CALZADA

Más testimonios:

Acaba de concluir la convivencia de Burgos que el círculo Sara habíamos organizado, en principio para las hermanas que no iban a tener en el verano la oportunidad de participar en ninguna actividad que les permitiera durante unos días tomar distancia de su vida cotidiana.

Ante la Catedral.

Trece ursulinas de diferentes comunidades se han lanzado a vivir esta nueva experiencia, desde sus condiciones de edad, limitaciones para desplazarse y dispuestas a estrenar una fórmula inédita de descanso en nuestra Realidad de España. Su apertura a algo diferente, su disposición para compartir, disfrutar, descubrir y admirar ha sido el mejor bagaje para que el encuentro cumpliera el objetivo que nos habíamos propuesto.

Salimos de la convivencia con la convicción de que somos capaces de dar pasos en responder a pequeñas llamadas que nos saquen de nuestras seguridades y de lo establecido, y de que ello nos reporta un gozo grande y una nueva vitalidad...

Y esto se nos confirmó en la lectura de la Carta a los Hebreos 11, 11, que se proclamó en la Misa del Domingo , día de vuelta a nuestras comunidades:

"Por la fe también Sara, cuando ya le había pasado la edad, octuvo fuerza para fundar un linaje, porque juzgó digno de fe al que se lo prometía ”.

M. Jesús Echarri-Cdad. de Sta. María y perteneciente al Círculo Sara.

La mejor manera de dar gracias a las organizadoras, a todas las hermanas que, al participar, hicieron posible este encuentro, es la de unirnos a la oración de los monjes, cuyos monasterios visitamos, y,que día a día, cantan las alabanzas del Señor.

Que el canto del Magnificat sea la expresión de nuestro agradecimiento porque esta convivencia fue toda ella alabanza y acción de gracias.

Portafolio