La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Devenir Ursuline de Jésus > Tras las huellas

Tras las huellas

Chavagnes Julio-Agosto 2008

Durante un mes estuvimos reunidas en Chavagnes, hermanas de: Camerún, España, Francia, Bolivia, Ecuador y Chile. Queremos compartir con todos ustedes la alegría y gracia de la fraternidad vivida durante todo este tiempo de formación.

Aux Sables d’Olonne

Nuestro encuentro estuvo animado por: Winnie LusK, Thérèse Jourdain, Mercedes López y Jeannette Adondona, que con su acogida y cercanía crearon un ambiente propicio para lo que como grupo vivimos.

Con un primer tiempo en Chavagnes comenzó la formación, acompañadas por Thérèse Marguerite Gilbert, releímos la vida de nuestros fundadores desde la Revolución Francesa, acontecimiento que marcaría la historia de Luis María Baudouin y Carlota Ranfray, y que daría paso a la escucha y posterior respuesta a la llamada de “fundar”.

Por España recorrimos el camino del Exilio de Louis Marie Baudouin, animadas por la Comunidad de Ventanielles, formada por: Nieves Salaverri, Carmen Mexía y Enedina Nava.

San Sebastían, Pamplona, Zaragona, Tarazona, Valencia, Agres y Toledo fueron lugares donde Luis María junto a su hermano Pedro Martín y otros sacerdotes franceses experimentaron: tiempos de espera, de dificultades, de desconcierto, sufrimiento, confianza en Dios, estudios, amistad, de soñar con nuevos proyectos. Pasando por Ávila reconocemos la influencia que los Místicos españoles ejercieron en nuestro fundador.

A nuestro regreso a Chavagnes hicimos un alto en el camino para confiarnos a María en Lourdes.

Al llegar a Chavagnes, acogemos a nuestras hermanas de la Inmaculada de Niort, que compartieron la última etapa de formación.
Nos dirigimos a Sables, camino a la “cachet”… comenzando a releer este tiempo de clandestinidad, acompañadas por el padre Marcel Berthomé FMI. La vida oculta, arriesgada, donde la Palabra – la Eucaristía – la oración – María, recobran un nuevo sentido en su vida, donde se gesta el proyecto de fundación y donde, más tarde se encuentra con Carlota Ranfray.

También el acompañamiento de Marie Thérèse Boutin y Marie Pierre Cecchi. Como así la gran acogida de las comunidades de hermanas Ursulinas en España y Francia, en este tiempo de formación, nos ayudaron a crecer en pertenencia a la Familia de la Encarnación.