La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Primeras impresiones de las hermanas de la comunidad de Bermeo en su nueva (...)

Primeras impresiones de las hermanas de la comunidad de Bermeo en su nueva Residencia.

Las hermanas M. Pilar Castilla, M. Carmen Aguinaco, Inés Zazpe que han pasado de la comunidad de Bilbao a vivir en Bermeo en una residencia de mayores, nos comunican lo que están viviendo y la riqueza que supone para ellas esta nueva experiencia.

Situamos a Bermeo geográficamente:

La villa de Bermeo es un municipio vizcaíno de la comarca de Busturialdea en la comunidad autónoma del País Vasco. Se trata de la localidad más poblada de la comarca de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai con más de 17.000 habitantes.

Situamos también la residencia EGOITZ ALAI:

El edificio principal de EGOITZ ALAI, antigua residencia de los frailes, tiene cuatro alturas, y su uso básicamente es residencial. En el edificio nuevo con tres alturas, se concentran los servicios asistenciales y de apoyo, además de una terraza acristalada en la última planta.
Con una superficie de 2000 m2, cuenta con zonas exteriores ajardinadas, dotadas con iluminación y bancos para favorecer el paseo al aire libre de nuestros usuarios y sus familias, así como amplias terrazas donde relajarse bajo el sol, desde donde se divisa el mar.

Y ellas nos dan su vivencia:

Hace ya tres meses que vivimos en esta Residencia y os podemos comunicar nuestra vivencia en esta nuestra nueva Realidad. Para nosotras ha sido un cambio tan grande que nos sacude de la inercia y de la rutina.

Contemplar el desgaste de la vida y sus diferentes necesidades nos ayudan a pensar y vivir otras etapas.
El ambiente de cercanía de los que están mejor hacia los más débiles, nos ayuda a olvidarnos y descubrir la bondad de las personas.
Ser unas más con ellos, integrándonos en todas las actividades, les ha llamado la atención y les gusta.

Las fiestas de Navidad, el terminar un año y empezar otro, nos ha sido muy novedoso: bien festejado, disfrutándolas a tope, cambia el horario y el ambiente. Se viste de fiesta, se canta, se baila.


Por otro lado, nosotras también tratamos de ambientar nuestras fiestas comunitarias en un rinconcito que hemos adecuado con cosas que nos habéis regalado. Ahí celebramos nuestros encuentros, nuestras oraciones, reuniones y acogida a los que nos visitan. Es nuestro espacio comunitario. Nos sentimos a gusto. También nos acompaña un bonito paisaje: por arriba el monte y cercano el mar.

Aquí es donde queremos encontrar el camino a hacer juntas sin olvidarnos de ninguna. Os tenemos muy presentes y os damos gracias por los detalles que estáis teniendo.
Nos sentimos queridas y os queremos mucho.



Las tres hermanas en su día a día.
Habitación de Inés.




Bermeo 22 de enero de 2014