La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Primer encuentro círculos misioneros

Primer encuentro círculos misioneros

DICIEMBRE 2011 REUNIÓN DE "CÍRCULOS MISIONEROS" EN MADRID

Ha pasado más de un año desde el Capítulo general de agosto 2010 de ursulinas de Jesús en Chavagnes-en Paillers. Sin embargo, lo que allí se sembró, la renovación que puso en movimiento, sigue germinado aquí, allí, en Europa, en África, en América. A mí me ha tocado palparlo en Madrid, en nuestra casa de acogida uj. de Lagasca.

Convocadas por Miriam Navarrete Consejera Delegada para España, nos reunimos una treintena de ursulinas del 9 al 11 de este mes de diciembre. Estábamos citadas las que en el asamblea de agosto en Torremocha, quedamos englobadas en los grupos llamados “Círculos de animación”.

Todos los Círculos Misioneros

Allí estaban los Círculos: Sara , Administración solidaria, Solidaridad, Comunicación, Familia de la Encarnación, Pequeñas Presencias comunitarias y el Equipo Enlace.
Participaban también dos hermanas representantes de los “Polos”, que nos comunicaron los 6 temas de reflexión elegidos espontáneamente por las mismas hermanas y que ya habían tenido su encuentro global.

Partimos de una reflexión muy personal sobre:¿motivos para la alegría?, ¿apagamos el Espíritu?, ¿sentimos la fidelidad de Dios?.
Las respuestas, primero en pequeños grupos y luego a nivel general, nos lanza y nos abre al intercambio dentro de los círculos y posteriormente de unos con otros, muy libremente.

Miriam explica

Escuchamos a Miriam en su exposición de nuestra Realidad Misionera España; recibimos información de toda la Congregación a través del montaje preparado sobre las diferentes Realidades Misioneras en todos los países donde trabajamos, y, finalmente, tomamos contacto con la realidad de cada Círculo allí presente.

Círculos Solidaridad y Sara

Trabajamos en cada Círculo, aclaramos nuestro cometido, nuestro compromiso, nuestras necesidades, lo presentamos a toda la asamblea, recibimos dudas, preguntas, y, naturalmente, intercambiamos todo lo necesario, todo lo posible.

¿Cómo transmitir lo vivido en los dos días de encuentro?
Palpamos la vida de la Realidad Misionera, la participación de todas; palpamos que el “tejer juntas” iba tomando cuerpo… era la vida lo que allí palpitaba. Ningún gesto de cansancio, pero sí rostros abiertos, acogedores, disponibles. Además de todo esto la alegría, verdadera satisfacción de estar juntas, de reencontrarnos, las del Sur con las del Norte, las del Centro con las de la periferia, a lo largo de las horas, del día, de las jornadas lo que se respiraba en el ambiente. Realmente se palpaba vitalidad.

Begoña Frau

Portafolio