La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Primer encuentro "Polos Misioneros"

Primer encuentro "Polos Misioneros"

Miriam, Consejera Delegada, acompañando al grupo.

Nos piden una breve reseña sobre lo vivido los días 3 y 4 de diciembre en Lagasca en el primer encuentro de casi todas las hermanas que, tanto en Torremocha como en Huarte, nos apuntamos a los diferentes Polos Misioneros, como estructura de participación, libre y voluntaria, en nuestra Realidad Misionera.

Todas las participantes de la reunión.

La mañana del sábado fue de oración celebrativa y profundización en nuestro Proyecto Misionero de España, que lo acogimos todas juntas resaltando espontáneamente lo que más nos cogía por dentro. Nos dieron el texto de Felicísimo Martínez “Espiritualidad para el cambio en la Vida Religiosa” para la reflexión, primero personal y después en los diferentes polos, que permitió un encuentro de cada uno de los seis grupos-polos muy rico al compartir los sentimientos que se nos despertaban, la energía que brotaba y las llamadas que nos resonaban para cada uno de los polos misioneros.

Escuchando atentamente

En la mañana del domingo tuvimos un amplio plenario donde compartimos la reflexión de cada polo con aportaciones libres del resto de las hermanas, lo que permitió un conocimiento más rico y, a la vez, poder recoger los interrogantes que suscitaban en nuestra vida misionera.

Cada polo elaboró su Plan de trabajo 2011-2013, con sus objetivos, medios, calendario de encuentros y la manera de favorecer la comunicación en la Realidad Misionera y hacia el NOSOTRAS Congregación.

En la evaluación final, todas las hermanas (éramos 38) nos expresamos agradeciendo la preparación del encuentro y cómo se había logrado un ambiente tan familiar y profundo, que fue un verdadero espacio de búsqueda conjunta de relectura de nuestra vida misionera, a la luz de nuestra espiritualidad, y un gran impulso en nuestros compromisos de misión personal, comunitaria y sobre todo del NOSOTRAS-UJ.
Regresamos a nuestros lugares con entusiasmo, vitalidad y empeño de hacer partícipes a las hermanas de nuestras comunidades.
Gracias de corazón a la comunidad de Betania que nos acogió, como siempre, con los brazos abiertos y servicio esmerado.

Emilia Álvarez y Tere Celigueta

Portafolio