La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Pamplona : bendición de la casa de Barañain

Pamplona : bendición de la casa de Barañain

La comunidad de Aoiz cambia de residencia: del colegio de Pamplona se traslada a una casa en el pueblo de Barañain...

E l día 31 de octubre del 2011, después de 14 meses de espera desde que Pilar Martínez, Provincial de España en ese momento, nos comunicó que la comunidad de Aoiz, íbamos a dejar el edificio del colegio en el que estábamos viviendo desde el año 1972, para marchar al pueblo de Barañáin, próximo a Pamplona, donde se habían comprado dos adosados, hicimos el traslado.

Mercedes López y Daniel Boulier, superiores generales de U.J. y F.M.I. respectivamente.

Fue un día muy duro para las hermanas. Pero… había que mirar hacia delante y poner cada una de nuestra parte para suavizar el dolor de este momento y empezar con gozo y esperanza esta nueva etapa.
Las hermanas de la comunidad somos 12, aunque por circunstancias familiares y de salud, en este momento solamente nueve estamos viviendo de fijo en la comunidad.

La nueva casa es bonita, amplia y con mucha luz. Está bien situada, ya que tenemos cerca la Parroquia de Santa María, el Centro de salud, un extenso parque con variado arbolado y un bonito lago, etc… Los autobuses urbanos nos acercan a Pamplona y Villava donde están nuestras hermanas de Ntra. Sra. De la Paz.

Participando de la convivencia, de la fiesta y de la alegría.

Barañáin es un municipio de 1,43 Km2, situado a 3 Km. del centro de Pamplona. El terreno lo forma una planicie elevada situada entre los ríos Elorz y Arga. El nombre de Barañáin significa “en el llano”. Se construyó a finales del siglo IV como villa romana.
A mitades de los años 60 se inició un rápido crecimiento urbano que transformó la pequeña localidad, no tenía más de 100 habitantes, hasta convertirla dos décadas después en la tercera población de Navarra en número de habitantes. Actualmente tiene 23.000 habitantes.

Hemos cambiado el nombre de la comunidad, pues, por nuestra nueva ubicación,no convenía seguir llamándonos comunidad de Aoiz y elegimos el nombre de “Comunidad de Eunate”. El nombre es de una Virgen navarra cuya pequeña, pero bellísima iglesia de estilo románico, está situada en la ruta francesa del Camino de Santiago y su significado en euskera es “cien puertas”

Elegimos el día 8 de diciembre, festividad de María Inmaculada, día tan señalado para toda la Familia de la Encarnación, para realizar la bendición e inauguración de la casa.

Rezando en una de las terrazas.

Fue un día espléndido de sol y pudimos comenzar la ceremonia de bendición en la terraza. Nos acompañaron, el Superior General de los FMI Daniel Boulier, nuestra Superiora General Mercedes López, y la Consejera Delegada de la R. M. de España Miriam Navarrete. También estuvieron algunas hermanas de las distintas comunidades.
Otras hermanas se hicieron presentes con su oración, llamadas, correos, detalles… A todas y cada una agradecemos desde aquí su cariño.

Al comenzar la ceremonia, Mercedes López nos dirigió unas entrañables palabras a la comunidad, invitándonos a ser: “una pequeña presencia misionera de la ternura y la solidaridad de Dios”

Acontinuación Daniel bendijo la casa y comenzamos la Eucaristía.
Miriam leyó como 2ª lectura la carta de Luis María Baudouin “Jesús solo”.
Finalmente hicimos la Consagración a María Inmaculada.

MONASTERIO donde se encuentra la Virgen de Eunate y del que toma nombre la Comunidad

Fue un día de renovación en el espíritu de nuestra Congregación.Seguimos la fiesta en el comedor, donde compartimos una fraternal y rica comida, que nos preparó con todo esmero Mari Carmen (la señora que nos ayuda en las labores de la casa). Por la tarde vinieron varias hermanas de la Paz y de Santa María. Visitamos con ellas la casa y pasamos a tomar algo al comedor.Al final de la tarde tuvimos la visita inesperada de algunas hermanas Dominicas, que tienen una casa con más de 80 hermanas mayores bastante cerca de la nuestra y con las que ya nos hemos empezado a relacionar.

Fue un día muy bonito y entrañable en el que nos sentimos muy acompañadas y animadas a realizar “aquí y ahora” nuestra misión con alegría, estando, como nuestro nombre EUNATE lo indica con todas las puertas bien abiertas para acoger y acompañar a todos los que quieran venir a compartir con nosotras.

Portafolio