La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Nuestra Señora de la Paz - Polo de resistencia

Nuestra Señora de la Paz - Polo de resistencia

¡ Qué hermosos son los pies del mensajero que trae BUENAS NOTICIAS y anuncia la PAZ!
Unos pies mensajeros de buenas noticias.....
Unas manos abiertas a recibir y ofrecer...
Un corazón dispuesto a compartir el Tesoro recibido...

Las hermanas de La Paz nos saludan.

Mercedes y Miriam en su visita, nos hicieron depositarias de la rueca que fue comenzada a tejer en la Asamblea de verano y que quedó inacabada. También recibimos una foto de cada una de las distintas realidades Misioneras con el encargo de tenerlas muy presentes en nuestra vida y oraciones.

En la Sala de Comunidad, lugar de encuentro de usos múltiples: compartir, jugar, reflexionar...

En estos momentos difíciles de nuestra historia, nosotras, Comunidad de la Paz, nos sentimos llamadas a “resistir.” Y nuestra resistencia consistirá en una vida de oración prolongada y permanente, silencio, ofrenda, docilidad al Espíritu, adoración, contemplación, aceptación de nuestra vida “ aquí y ahora “...

Hermanas en la sala, intercambian y descansan.

Queremos tomar parte activa en el proceso de nuestra “pequeña y pobre Congregación” y que unidas a las demás hermanas de las otras realidades misioneras, vayamos construyendo el NOSOTRAS Congregación.

Parece que están de fiesta.

Sin duda, a lo largo de toda nuestra vida religiosa, hemos sido Adoradoras del Verbo Encarnado y Misioneras en los distintos lugares por donde hemos pasado por lo que en este momento no nos puede faltar esa capacidad.

Teresita Hualde y Mª de Javier

Aún podemos cruzar los mares y fronteras llevando el Evangelio, la Buena Noticia, la Solidaridad y la Paz a esta tierra nuestra con la ofrenda de nuestras vidas, la oración y el interés por las distintas Realidades.

Estamos alegres porque sabemos que Dios sigue actuando y contando por y con nosotras.
Os deseamos a todas la alegría Pascual que nos trae Jesús Resucitado.

Portafolio