La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Laïcs > Partage de vie > Los 30 años de las fraternidades de Chile

Los 30 años de las fraternidades de Chile

He aquí testimonios y mensajes de personas que nos conocen…

Agradecemos el paso del Señor por nuestra historia


“Louis-Marie Baudouin era un hombre de Iglesia, abierto a los signos de los tiempos”
Documento “Nuestra identidad” de las Fraternidades de Chile

Al igual que Louis-Marie Baudouin, las Fraternidades de Chile, en su aquí y ahora acogen los signos de los tiempos que se están viviendo en el mundo y en especial los que se están desarrollando en nuestro país, son tiempos de de dolor…de esperanza…de cambios…
Es en este contexto que nuestro Movimiento cumple 30 años de vida.

Gracias desde el corazón a tod@s ell@s que nos han enviado sus testimonios y mensajes.

¿Qué significa para ti que las Fraternidades de la Encarnación cumplan 30 años de vida?


"Acuérdate de todo el camino que el Señor tu Dios te ha hecho recorrer....”
Dt 8, 1 ss

Una memoria al servicio de la acción de gracias, de la alabanza, por la acción del Señor, por tantas maravillas, por tantos favores recibidos... Por su presencia en lo momentos más duros del camino...
Memoria también que nos llama a la conversión, para ajustar de nuevo nuestro paso al suyo...

En este año, en que ustedes también hacen memoria de su largo recorrido como laicos de la familia de la Encarnación, en Chile, les deseo que sea un tiempo de relectura de su caminar para hacer memoria, memoria agradecida de tantos rostros queridos, de tantos acontecimientos vividos, de tantas empresas realizadas ... Un tiempo también de renovar su fidelidad al Señor, y sobre todo un tiempo que les proyecte hacia el futuro, hacia esa tierra buena que a la que el Señor quiere conducirnos como Familia de la Encarnación...
Que su Espíritu que es bueno les siga acompañando y les bendiga

Extracto aporte de la superiora general hermana Mercedes López Uj

No conocía nada sobre las Fraternidades, las comencé a conocer, hace cuatro años a través de la comunidad de santiago y ha sido una experiencia maravillosa, detrás de cada una hay una tremenda mujer, persona y cristiana.... grandes ejemplos de vida, y que significa para mí que cumplan tantos años... una aventura, en un mundo tan paradójico e individualista ustedes han sido fieles y nada les ha impedido continuar en esta misión tan hermosa que el Señor les puso en el camino.

Extracto aporte de Katia, laica que participa en la misión continental

Es un tremendo logro permanecer por tanto tiempo este Movimiento.
En estos tiempos de cambios acelerados, donde nada permanece y donde ningún valor parece que es absoluto, es tremendamente necesario que exista un pequeño resto, al igual que Israel en tiempos del Exilio, que mantiene y comparte con otros su tesoro, que es la espiritualidad de la Encarnación.
Este pequeño resto son Las Fraternidades, porque son pequeños en cantidad. Viven siendo fieles y dando testimonio de su fe, es sus hogares y con los que trabajan.
Las comunidades de las Fraternidades son como un Faro que en estos tiempos de dificultad y tormentas, hacen un tremendo aporte a la vida de las personas.
Esperamos que sigan en este camino y opción de vida que han tomado y que llegue mucha sabía.

Extracto aporte de José Torres (Coté) esposo de Rita y uno de los fundadores de las Fraternidades

Treinta años, ya!
Me parece que fue ayer que hemos celebrado los 25 años en su tierra linda!
Treinta años de vida de penas y gozos, de crecimiento en la fe, en la amistad, del nacimiento de la Familia de la Encarnación.
¡Que apertura, que dinamismo, que enriquecimiento!
La espiritualidad dada por Luis-Marie Baudouin, y transmitida por sus hijos e hijas, sigue ayudando a la gente a comprometerse; para anunciar que el Verbo Encarnado nos conduce hacia un Dios de Amor, de ternura, nos conduce a la vida!
Treinta años es la edad de la madurez, es le momento para hacer nuevos proyectos, para soñar y arriesgarse… para renovarse. Es lo que deseo de todo corazón para ustedes.
Gracias a cada uno/a, queridos/as amigos/as

Marie- Hélene Martin Uj.

Queridas amigas, para mi es una bendición que exista este maravilloso grupo…realizan tanto bien y de forma tan sencilla; dejarnos estar en sus espacios, en los encuentros de oración, los temas tan actuales, el apoyo con textos para nuestra formación, la ayuda solidaria. Que Dios les bendiga.
Les doy las gracias por el apoyo concreto; por la oración y bendiciones que recibo de ustedes, es una gracia compartir con ustedes; han sido instancias de encuentro con Cristo que me llenan de felicidad y de energía para seguir viviendo mis realidades. Gracias por lo que son y como son, por su inmenso amor cristiano. Felicidades, que sigan cumpliendo muchos años, personas como ustedes se necesitan hoy en este mundo tan individualista y competitivo.

Extracto aporte de María Angélica, laica que participa en la misión Continental.

Bueno en estos 30 años, mi mamá ahí; con otras personas que también conozco fundando las Fraternidades.
Este movimiento ha estado presente durante toda mi vida. En cierto modo me he familiarizado con todos/as, son personas que llaman y a las que mi mamá llama, visita y acoge en nuestra casa.
Por lo que he visto, por todo lo que trabajan, por lo que se ora, por lo que se han reído y también formado me ha dado un testimonio de cómo se vive como creyente. Es muy lindo ver su experiencia comunitaria, la preocupación de unas por las otras, por sus familias, el que realicen servicios a la iglesia el que estén atentas de la realidad de su país, que tengan opinión.
Siempre he participado de lejos, pero siento como mi mamá le fascina y ofrece su trabajo a Dios y al prójimo, para así cambiar esta pequeña parte del mundo; con sueños, fe y cariño. Veo lo que han crecido y madurado al servicio de la Encarnación.
Muchas felicidades por estos años y sigan trabajando por el otro/a de manera tan bella como lo han hecho desde sus primeros sueños.

Extracto aporte de José Tomás 17 años hijo de Rita y Coté

Muy queridos/as hermanos/as de las fraternidades chilenas,
En este día de la asunción de María a los cielos en la totalidad de su ser, atraída por la fuerza redentora de Jesús glorificado, doy respuesta…
Empezaré por la admiración, una palabra muy bauduiniana. Al mirar hacia atrás, hacia esos años benditos en que fui invitado a Chile, descubrí ese hermoso país, la hospitalidad de su gente y sobre todo a mis hermanas ursulinas americanas y especialmente a las Fraternidades, me brota del corazón un sentimiento de admiración, ante la belleza de tantos dones que el Señor les quiso hacer en la persona del Verbo. Dones que fueron acogidos con sencillez, humildad y alegría por parte de las personas a cuyas puertas quiso presentarse el Señor. Dones semillas que han dejado crecer y fructificar hasta transformarse en el árbol fraterno de 30 años de edad.
Sigo con la alegría. La alegría de haberme visto asociado a tan bello acontecimiento de gracia. La comparo ahora a lo que pudo haber sentido Bernabé cuando se dio cuenta de que los sirios de Antioquia habían acogido la Buena Nueva. Nuevos hermanos que se integraban a la familia: hermanos laicos, jóvenes, familias. De verdad: ustedes siempre han sido un gozo grande para mí. Llevo conmigo sus rostros, sus sonrisas, su amistad y me remonto a esos momentos como a un manantial de agua cristalina para refrescar mi alma y recobrar ánimo y fortaleza cuando las situaciones se complican.
Considero las Fraternidades como hijas verdaderas de la intuición fundacional de Luis María Baudouin. Las gracias de Dios son vivas, llevan un dinamismo de crecimiento y maduración por dentro que alcanzan nuevos niveles de realización si encuentran en quienes las reciben la acogida que les dio María. La acogida y el sí de María alcanzó su plenitud al pie de la cruz: la plenitud de su fe enraizada en Cristo, la plenitud del don de sí misma junto a su hijo, la plenitud de recibir nuevos hijos y ensanchar la carpa para que cupiera más familia. La gracia de vivir según el estilo de María la acogida del Verbo como ustedes lo vienen haciendo desde hace 30 años es una nueva esperanza que ha brotado del tocón de Jesé!
Abrigo la esperanza, si el Señor me lo concede, de volver a compartir de cerca…
Ustedes tienen mucho que aportar, mucho que dar a la Iglesia y a nuestra familia con su testimonio de vida, su caminar propio, su identidad específica. Mientras más clara y definida sea su identidad y misión más fuerte será su aporte a la pequeña familia de la Encarnación.
Los admiro. Gracias por la alegría que me causan. Son en verdad de la misma familia. Nuestra Señora de Chiquinquirá, La Chinita, patrona de Maracaibo, se une a mí para saludarles con efusivo cariño y con un gran abrazo.

Extracto del aporte de Oswaldo Santana FMI— Maracaibo 15 de agosto de 2011

Significa que hace 30 años mis padres crearon un proyecto de caminar con el Señor a lo largo de su vida y que lo compartieron con los demás, motivándoles a vivir su fe en comunidad.
Esto significa que hace 30 años mis papas decidieron ser luz en este mundo por y para Dios.
Significa que hace 30 años se empezó a gestar algo que, después ellos mismos; me entregarían a lo largo de toda mi vida: a Dios

Extracto aporte de Rita Paz, 17 años hija de Rita y Coté

Que bien! 30 años: es la madurez, años de fecundidad. Que el Espíritu que fecundo a María siga engendrando en ustedes al Verbo Encarnado, siguiendo su misión en este mundo desalmado. Y qué los mayores de ustedes, sean un ejemplo y fuerza de atracción para los jóvenes

Camilo Dudit FMI

Nosotras creemos que El Espíritu de Jesús Verbo Encarnado ES EL QUE LAS IMPULSA Y SOSTIENE. El carisma de la Encarnación está vivo y vigente hoy en nuestro mundo en nuestra realidad cotidiana y en cada una de ustedes de sus familias en los lugares donde están presentes.

El impulso de las hermanas que las han acompañado sobre todo en los primeros momentos se nota y ha sido también una fuerza para ustedes. Creemos que todo esto y la fidelidad de cada una de ustedes hace que las fraternidades sigan celebrando su aniversario y mantengan vivo el Espíritu del Verbo Encarnado en su persona, familia y en los lugares donde se mueven en el día a día.

Extracto aporte de hermanas Sonia y Rosa Arriagada Uj, comunidad santo Cura de Ars-san Miguel-Santiago

Cuando, al inicio de los años 80, supe del nacimiento de las Fraternidades de chile, fue para mi una esperanza grande. Si este proyecto podía realizarse en América del Sur, ¿quizás se podría también en Francia?
Eso se logró 8 años más tarde. La fraternidad chilena permaneció para mí como una hermana mayor, que sabía organizar, vincularse con las ursulinas, compartir compromisos.
En 2006, pude ir a Santiago para celebrar los 25 años de las fraternidades. Entonces vi., con mis propios ojos su vitalidad. Entendí que, si la espiritualidad de Luís María Baudouin había desafiado los siglos, también había traspasado las fronteras. En mis hermanos y hermanas de Chile reconocí el espíritu que intentábamos vivir en Francia. Es cierto, la espiritualidad de la Encarnación es un verdadero tesoro para las mujeres y los hombres de hoy.
Para terminar, quería expresar de nuevo la importancia de vincularse, incluso mas allá de las fronteras, para “alimentarse” mutuamente y ayudarse a crecer….
¡Oh! Hermanos y hermanas de Chile, estáis siempre en mi corazón.

Extracto aporte de Beatrice Cesbron. Laica de las fraternidades de Francia

Es recordar el inicio de nuestras vidas de creyentes, antes de ingresar a las Fraternidades, donde participamos en un grupo juvenil, es desde ahí que algunos continuaron y formaron las fraternidades.
Recordar a una gran persona que era muy carismática y motivadora, María Jesús Reparaz.
Ustedes dejaron una semilla en cada uno de aquellos que no están hoy, porque lo que estaban haciendo no sólo era para ustedes, sino para otras personas.
Fueron y siguen siendo apóstoles y misioneros de este mundo, en sus casas, con sus vecinos, en sus trabajos, en sus compromisos en su iglesia local… que bonito que abran sus espacios y nos inviten a vivir momentos fuertes de oración… de formación; con una acogida tan cariñosa y sencilla.
Gracias por considerarnos, porque plantan en nosotros esa semilla pequeña pero fuerte; la inquietud de hacer cosas buenas por el resto de la humanidad… traspasaremos lo que ustedes llevan en sus almas,
Se lo contaremos a nuestros Hijos, nietos, amigos, a los hijos de nuestros amigos ellos sacarán provecho, al igual que nosotros

Extracto aporte de Mario Cortes ex participante del grupo juvenil donde nacieron las fraternidades en Chile
<>