La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Immaculée Conception Niort > Notre histoire > Nos origines > La realidad de España en viaje hacia los orígenes (III)

La realidad de España en viaje hacia los orígenes (III)

Testimonios que completan las vivencias, sentimientos y recuerdos del recorrido por las tierras en las que iniciamos nuestra vida religiosa y que estos días estuvieron muy presentes en nuestra memoria.

La visita a la casa Madre hace surgir en nosotras un agradecimiento profundo a Miriam Navarrete y a Thérèse Jourdain por su invitación; a la R. M. de España por su organización y las facilidades que nos han dado; a Mercedes y su Consejo que nos visitaron.
La acogida y trato de las hermanas del Centro Espiritual y de la Casa Madre fueron extraordinarios, vivimos el espíritu de familia.


También fue emocionante, la visita al Sacré Coeur, encontrándonos con las hermanas que han dado la vida en la Congregación. Marie Hélène Martin nos acogió y atendió a cada una de nosotras con verdadero cariño.
En los archivos disfrutamos viendo nuestros nombres escritos en los libros y las cartas autógrafas de L.M. Baudouin y Charlotte Ranfray. Nuestro agradecimiento a Sr. Ivonne Marie.
Thérèse Cloutour nos explicó muy bien la exposición. Historia de nuestra fundación y nuestros fundadores. Disfrutamos.
La visita a Sables d´Olonne, muy vivencial, recordando el exilio y situación que vivieron escondidos L.M.B. y sus compañeros.
¡Qué decir de la procesión de los faroles a la gruta! A parte de la oscuridad y el frío, fue realmente emocionante y llena de fervor.
Visitamos también la casa de los F.M.I., sentimos ser hermanos con el mismo Carisma. Nos quedamos admiradas de lo bonita y bien adornada que tienen la casa.
Nos ha supuesto a todas nosotras una renovación en nuestra vocación de Ursulinas de Jesús, de vivencia de nuestro Carisma...
Cdad. de Eunate- Barañain
En camino hacia Chavagnes:
Los días 21, 22, 23, 24 y 25 de noviembre de 2013, hicimos la ruta a Chavagnes. Toda una peregrinación. Éramos 57 ursulinas que nos dispusimos a hacer este viaje. Estábamos, de casi todas las comunidades, de la Realidad Misionera de España. Llegamos a la “Casa Madre” al final de la tarde
Las expectativas que tenía ante esta visita a Chavagnes fueron superadas con creces. El tiempo, muy bien aprovechado. Todo nos parecía interesante: visitar los diferentes ambientes de la “Casa Madre” para rememorar, contrastar y apreciar los cambios que, después del tiempo, se habían dado en la casa.
Sobre todo, se trataba para mí y para todas de revivir aquellas experiencias que tuvimos aquí, en años atrás: era la probación, los capítulos, asambleas, encuentros… Poder visitar las tumbas de nuestros Fundadores: y poder hacernos presentes…, ante ellos, agradecerles… y confiarles una vez más todas nuestras intenciones : familias, congregación, los amigos, el mundo.

No pretendo con esta comunicación hacer un relato pormenorizado de todos los momentos vividos. Sin embargo quiero detenerme, un poco todavía, en la procesión de la luz, que la tuvimos el último día, a la vuelta de Nantes pasando por Sables. Comenzamos en la capilla, ante la tumba de mère Saint Benoît. Hicimos varias paradas, en otros lugares significativos para terminar en la gruta de Lourdes. A pesar de las dificultades externas: oscuridad, frío, hermanas mayores caminando con los faroles encendidos y apoyándonos unas en otras para protegernos de posibles caídas, pudimos ir y venir hasta el final, celebrando cómo Dios nos ha conducido en la historia y sigue conduciéndonos. Sin nuestros Fundadores, sin las hermanas que nos han precedido, no hubiésemos podido llegar hasta aquí, hasta hoy… Nosotras también somos camino para las que vengan, En Dios estamos y él nos conduce. Ésta es nuestra certeza y confianza.

Mª Ángeles Sáez de Vicuña
Cdad. de San Martín-Vitoria






Ha sido fantástico el volvernos a encontrar. No tengo palabras para decir todo lo estupendo que ha sido el encuentro, derroche de cariño y atención de todas las hermanas, gracias. Hemos pasado del yo al nosotras. Me siento muy bien siendo Ursulina de Jesús.
Asun Casquero

Cdad. de Sta. Cruz de Retamar-Madrid