La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la Famille > La Formación, una gracia que despierta, pone en movimiento y (...)

La Formación, una gracia que despierta, pone en movimiento y transforma.

Miriam invita a la RM de España a participar en un curso de formación permanente, “Banquete”, organizado y llevado a cabo por las Carmelitas Vedrunas.

Este encuentro tuvo lugar en el mes de agosto en Valladolid, para la animación de las comunidades y como una ayuda para llevar adelante el objetivo de nuestro Proyecto Misionero “Recrear el arte de vivir juntas”

¿Que ha supuesto para mí?
En un primer momento una desestabilización personal algo que me llega inesperado que me hace salir de mi zona de seguridad hacia lo desconocido y a la vez como gracia pues me hizo enfrentarme a mis miedos, inseguridad y timidez.
De todo lo vivido, experimentado y aprendido me quedo:


  • Si algo mueve la tarea de la formación es la intención de provocar cambios personales que nos ayudan a vivir una hondura vocacional y sentido de misión.

    ¿Cómo promover la vocación en un mundo diverso y sin vocación?

  • Hay que plantear la vida como vocación, atreviéndonos a proponer una pastoral en clave de elección y discernimiento y acercarnos a la frontera de la profundidad del corazón del ser humano y más concretamente los jóvenes.

  • La pasión en nuestra vida es la que nos hace existir, hacer lo que deseamos, perseverando pase lo que pase…, tener un sueño es lo que nos permite vivir con pasión.

    ¿Cuál es nuestro sueño en el momento actual?
    ¿Hemos hecho del sueño de LMB, nuestro sueño?
    Familia Ursulina en el mundo

  • La experiencia de pentecostés es la imagen de ser capaces de vivir juntos aunque seamos de diferentes herencias y culturas. Desde el poder del Espíritu se da el milagro de la comunicación que no consiste en entenderse, sino en escucharse para descubrir lo que los otros tienen para ofrecer. El milagro de la escucha es la base para el dialogo y el encuentro que nos lleva a la comunión en la diversidad que expresa y actualiza la entraña de la fraternidad cristiana.
T odo esto yo lo resumiría en una sola cosa: en una gracia que me ha despertado, movilizado y llamado a un proceso de transformación y cambio desde lo hondo y profundo de mi corazón, poniendo lo mejor que hay en mi para favorecer una buena comunicación y comunión entre nosotras para hacer posible el sueño de Dios en mí, en nosotras y en nuestro mundo.
GRACIAS MIRIAM POR LA INVITACION
Isabel Rodríguez
Comunidad de Córdoba (España)