La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Qui sommes-nous ? > Hermanas que viven en el mundo

Other languages :   it     en     fr  

Hermanas que viven en el mundo

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français] [italiano]

"Hoy, como en los orígenes de la Congregación, el amor de Cristo nos apremia a descubrir las urgencias actuales para estar al servicio de la vida"

Dos cientos años de camino en Iglesia. Prioritariamente respondemos a las llamadas de las Diócesis de Francia, después, empujadas por los a contecimientos de la historia, traspasamos las fronteras.
En la hora en la que la Iglesia invita a la evangelización de todos los pueblos, nosotras, como muchos otros, vamos a África, a las Américas...

Y la misión continúa. Misión de Encarnación, de presencia, de inserción en medio del pueblo, de proximidad, de solidaridad con los pueblos allí donde somos enviadas...
Comprometidas en la educación, la formación, el cuidado de los enfermos, el apoyo a comunidades humanas y cristianas.

Misión de Encarnación que, siguiendo a nuestros fundadores nos hace mantener una constante preocupación por los más pobres; en la escuela, en los barrios, los pueblos, las asociaciones, las hermanas han despertado en los demás el deseo de vivir del mismo espíritu de la Encarnación que las anima a ellas...

¿Podemos guardar para nosotras esta riqueza?.

Hoy ayuda a vivir a hombres y mujeres, a jóvenes, a familias próximas a nosotras.
Así, en el 2001, en Chile un numeroso grupo de laicos celebra los 25 años de la primera Fraternidad de la Encarnación. Hay otras Fraternidades y grupos diversos que viven de la espiritualidad de la Encarnación en Francia y también
en otros países.

En Congregación, juntas, cada cinco años miramos el camino recorrido, y dejándonos guiar por el Espíritu del Señor, discernimos las orientaciones prioritarias:

"Atrevernos a dar un paso más para vivir más solidarias de acuerdo con el Evangelio.
Vivir la riqueza de la Internacionalidad...

Mujeres de comunicación, corramos el riesgo de dar el paso a la interculturalidad.
Mujeres de compasión, pongámonos en camino con los excluídos y excluídas.
Mujeres de contemplación, hagamos visible al Dios de la vida..."(Orientaciones del Capítulo General de 1995)