La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > En Vitoria : el Proyecto Ali-Etxea

En Vitoria : el Proyecto Ali-Etxea

El Proyecto, en un principio llamado Etxea, es ahora "Ali-Etxea". Las Ursulinas de Jesús lo hemos apoyado y M. Ángeles Sz. de Vicuña, de la Comunidad de Sansomendi-Vitoria pertenece también a este Proyecto formando parte de su comunidad. Santi, el sacerdote que se ha hecho cargo de llevarlo adelante, junto a su equipo, nos presenta el contenido del Proyecto.

Inauguración Etxea 15 de noviembre de 2012.

Ongi etorri denoi. Mila esker ona etortzeagatik. Zuen presentziarekin bultza egin gaituzue ondo astera. Asieratik, Etxea, denon Etxea izatea egin nahi dugu, eta noski, denon artean ere egin nahi dugu, bakoitza bere eskua elkartuz. Eskerrik asko bihotzez.

La Parroquia de Ali y la Casa donde vamos a iniciar el Proyecto.

Gracias por vuestra presencia. Para nosotros es importante comenzar sintiendo vuestro apoyo y sintonía con este proyecto y con quienes lo llevamos adelante.

Etxea es un proyecto nacido en esta pequeña comunidad cristiana y hoy presentado como proyecto Diocesano. Es diocesano porque el Obispo se implica en él y con él la Diócesis. Es diocesano también, porque el desarrollo y futuro de este proyecto va a depender en gran parte, no solo de la implicación de esta comunidad cristiana en Ali-Sansomendi, sino, de la sintonía y relación con el resto de comunidades, parroquias y agentes de pastoral de la Diócesis. Así como también de la conexión y de los puentes que comuniquen Etxea con el resto de obras sociales que se desarrollan en nuestra ciudad y provincia. Al decir Diocesano, desde el comienzo queremos afirmar esta relación-dependencia. No queremos ir por libre, sino haciendo el camino junto a todos vosotros, aportando cada cual nuestro oficio en la construcción de la casa común.
Gracias también a los que hoy no pueden estar físicamente, pero están cerca, en sintonía.

¿Cómo surge Ali-Etxea?

Etxea surge dentro del proceso pastoral que venimos haciendo en esta comunidad cristiana, en el que buscamos:

  • - por un lado salir al encuentro de las personas que más sufren entre nosotros,
  • - y por otro, hacer posible que los pequeños socialmente, los que no cuentan, se sientan entre nosotros como en su casa, convencidos, como decía Juan Pablo II, de que este estilo de Iglesia, es para nuestro tiempo la más grande y eficaz presentación de la buena nueva del Reino (N.M.I. 50)...


La entrada de la casa.

¿Qué es Ali-Etxea?

Una casa de la Diócesis, para vivir en comunidad, entendida como relación familiar en una casa común, miembros de la comunidad cristiana y personas que están haciendo un proceso de inserción social.
Los miembros de la Comunidad Cristiana que vamos a vivir en la casa somos cuatro, dos seglares: Arantza y Elena, una religiosa ursulina: M. Ángeles, y yo, Santi, sacerdote diocesano. A esta familia se pueden sumar 12 (14) personas más en proceso de inserción social.
Además hay otras 10 personas de la comunidad cristiana que, sin residir en ella, participarán habitualmente en la vida de la casa ayudando en servicios concretos, formando también parte activa de la comunidad.

En relación con otros proyectos sociales que existen en Vitoria-Gasteiz en la lucha contra la exclusión social qué puede aportar este proyecto?
Un espacio de vida familiar que pueda ayudar a la personas en su camino. Quienes realizan procesos de inserción social necesitan el suelo firme de unas relaciones humanas que les ayuden a dar los pasos necesarios y les hagan permanecer en el esfuerzo que ello supone. El Proyecto ETXEA tiene esta finalidad...
Todas las personas necesitamos relaciones sanas, que nos ayuden a vivir. Desde nuestra experiencia lo que más nos hace sufrir, independientemente de otras situaciones que nos puedan afectar, es no tener a nadie, no sentirnos queridos ni necesarios para otros. Cuando esta situación se da, la vida se complica mucho y los riesgos aumentan.
Etxea, a quienes pasan por esta situación, les ofrece un ambiente de relaciones saludables, que les ayude a fortalecer la “conciencia de sí mismo” y les haga sentirse “alguien necesario” para los demás, con una misión propia en la construcción del mundo común.

¿Qué personas pueden vivir en Ali-Etxea?

M. Ángeles Sáez de Vicuña, vinculada al Proyecto y Miriam presente este día de la inauguración.

Personas que quieren fortalecer vínculos humanos saludables participando en esta forma de vida en comunidad. Por lo tanto personas que tienen capacidad para una convivencia normalizada, que no necesitan una supervisión o acompañamiento permanente.
Personas en proceso de inserción social, personas o familias que están en un momento de su vida con capacidad de aprovechar lo que esta forma de vida le puede ofrecer.Antes de entrar hay un tiempo previo de conocimiento mutuo, por parte de la persona y de la comunidad.

Una vez dentro de la comunidad, cada persona o familia seguirá un camino previamente acordado con el equipo de la casa y la T.S. de Cáritas, quienes harán el seguimiento del proceso de cada persona.
No hay un patrón único sino trajes a medida. Esto supone que los procesos serán personales, también en el tiempo de residencia (aunque la referencia la ponemos en dos años).
Expone también Santi la cuestión económica: Vivirán de sus propios sueldos, de la aportación de posibles donativos , de colectivos diocesanos... La Diócesis, Cáritas, subenciones públicas...

...Finalmente, Santi, agradece a instituciones y personas tanto religiosas como civiles a todos los que han hecho posible el llegar hasta este final. A las Ursulinas "que apostáis fuerte, haciéndoos uno con nosotros en este nuevo paso de la Casa Comunidad de Ali-Etxea".
Encomendamos esta obra a Nuestra Madre la Virgen de los Dolores y a San Millán. Estoy seguro que Jesús y los anteriores párrocos de Ali, junto con tanta buena gente, servidores de esta comunidad cristiana, velarán desde el cielo por esta obra.
¡ESKERRIK ASKO BIHOTZEZ!

Santi.

Portafolio