La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Spiritualité > Ejercicios Espirituales en Huarte (Navarra)

Ejercicios Espirituales en Huarte (Navarra)

A LA ESCUCHA DE LA PALABRA

Ejercicios: Huarte, 27 julio - 2 agosto
El grupo que participó en los Ejercicios de Huarte

Nos encontramos 38 ursulinas con nuestra animadora Carmen Barba, laica, catalana, residente en Madrid, perteneciente a una comunidad de cristianos de base, que ha sido la mediación que Dios nos ha regalado, en estos días de retiro, para hacer realidad lo de “Estar a la escucha de su Palabra”. De entrada, nos dio total libertad de asistir o no a los distintos momentos del día, aunque ninguna nos perdimos ni uno solo, y nos pidió silencio interior y exterior para favorecer el cultivo de tres actitudes:

• Dejarnos sorprender • Aprender a mirar más allá y más adentro • Confiar.


Comenzamos la noche del 27 presentándonos cada una y respondiendo a la pregunta:
¿Qué busco...?

Oración de alabanza por la mañana.

Oración de la mañana, en el jardín, a los pies de María, orando con el cuerpo: pies, manos, brazos, oídos… acogiendo y abriéndonos a la misericordia de Dios.
Orientación del día, donde Carmen nos desentrañaba un texto evangélico con maestría y novedad, invitándonos a ponernos en el lugar de Jesús, en el de sus discípulos, discípulas y otros personajes, entrando de lleno en la narración contextualizándola en el aquí y ahora. Nos ofrecía también otros dos textos de la Palabra de Dios con algunas pistas para orar.

Oración del mediodía, en la capilla, centrándonos en nuestra respiración y acogiendo los distintos símbolos que cada día poníamos al pie del altar.
Desvelando palabras dormidas, brindándonos desde su experiencia vital el significado profundo de cada una de estas palabras:
PALABRA / ENCARNACIÓN / HOGAR / PERDÓN / ELEGIR / BELLEZA
Eucaristía, dándole la importancia que tuvo en la vida de L.M.B. y poniendo de relieve, cada día, en cada uno de sus ritos.

Virgen del jardín que acogía nuestra primera oración del día.

Oración de la noche: “Agradecer y sembrar el sueño”, para retomar el día, expresar ecos, y pedir al Espíritu que haga fecundo nuestro sueño.
Terminamos el último día haciendo Memoria agradecida de lo vivido y nos preguntamos cada una:

¿Qué me llevo de estos días?: personalmente me llevo el regalo del encuentro prolongado con Jesús, el hacer consciencia de que es Él quien me sale al encuentro, me mira con ternura y me acompaña ilusionada en la nueva etapa que se me abre tras mi jubilación.

Y para terminar quiero dar las gracias al Círculo Sara por brindarnos estos Ejercicios, por encontrar una animadora de esta categoría, humana y espiritual, al resto de participantes por la sintonía que se ha palpado, porque hay gestos que dicen más que las palabras, a José Mari, capuchino que presidió las Eucaristías, y a las marianistas tan serviciales con una casa que propicia el recogimiento y el encuentro con Dios.

Tere CELIGUETA-Comunidad de La Casina - GIJÓN
Celebrando la Eucaristía.

Para mí han sido unos ejercicios muy renovadores.Textos evangélicos con pistas orantes. Me han gustado mucho las oraciones de la mañana con la expresión corporal.
También el final del día con la revisión y acción de gracias y preparación del
día siguiente. He vivido la experiencia de Dios en Carmen Barba, seglar y mujer. He tenido ratos muy largos de oración personal.

Las Eucaristías muy bien preparadas con los símbolos correspondientes al tema reflexionado durante el día.

El lugar, jardín, casa, atención de las hermanas, silencio, todo el conjunto ha contribuido al encuentro con Dios.

Margarita DÍAZ DE CORCUERA-Cdad. de Sansomendi- VITORIA



Lo vivimos muy bien y con profundidad.
Nos gusto mucho la exposición en todo su contenido y muy orante.
Hemos recibido mucho.
Ana MARTÍNEZ-Cdad. La Pascana- MADRID

Fué muy positivo el "Encuentro de Oración" de 38 ursulinas de Jesús, en el Centro de Espiritualidad de las Marianistas de Huarte (Navarra).
El buen tiempo, la calidad de la Casa de Acogida, la belleza y amplitud del jardin favorecieron nuestra experiencia renovadora con el DIOS DE LA VIDA.
Carmen Barba Perez, laica comprometida, acompañó el grupo con acierto. Su deseo de "ofrecer sin imponer" nos facilitó la entreda en sus "pistas de profundización-oración", en el ritmo de vida y en la integración del cuerpo en la dinámica del diálogo con el "Amado".

Jardín, en el entorno de la casa.

A las 8,40 horas Celebramos los Laudes en el bello jardín. En gran círculo fuimos expresando, con libertad, la propueta de Alabar, Ofrecer y Vivir la fraternidad universal, a traves de la expresión corporal. Carmen, con cortas expresiones verbales y los adecuados movimiento, facilitaba nuestra Celebración del nuevo día, regalo del Creador. Repito que siempre se respetó la libertad personal
para que cada una se dejara llevar por la Presecia del Espíritu y no sólamente por indicaciones precisas . . .

Nuestra sala de encuentro para la escucha.

A las 10.15 se nos ofrecieron las "PISTAS DE ENCUENTRO", en las que Carmen Baba trataba de:
+ mantener el Tema Central del Retiro: Eucaristía
+ apoyarse en el mensaje de nuestro Fundador, Luis Maria Baudouin.

Antes de comer, otra cita en la Capilla nos facilitó la plegaria comunitaria, prolongación de lo vivido.
El Encuentro de la tarde iba marcado por algún Relato de vida y la EUCARISTÍA VESPERTINA
fué diariamente "Tiempo de gracia".

Terminamos este Encuentro con una bella "Jornada peregrina": Javier, Sos del Rey Católico,
y Monasterio de Leyre. Aquí nos unimos al rezo de Vísperas de la Comunidad de 19 monjes benedictinos.
Por todo damos gracias y tratamos de hacer camino con otros, allí donde vivimos. El mundo necesita de caminantes que traten de conseguir que "la Justicia y la Paz se abracen"
 [1]
Elena OYARZÁBAL- Cdad. de Mondariz- MADRID


Pozo en el jardín.

Con estos testimonios ya está todo dicho. Simplemente añadir que realmente ha sido un tiempo de gracia para todas y quiero decir que para mi en particular. Se han cumplido los deseos y expectativas que llevaba a este encuentro con Jesús. Gracias a El que "me y nos habita" y a la mediación de Carmen Barba que ha orientado estos días de oración, se han despertado muchas cosas "dormidas" en mí. Sólo pido poder mantenerme alerta y a la escucha para que ni la rutina, ni la soledad me impidan ser escucha y compasión para los demás y para conmigo misma. Sólo pido que Dios, el Dios que vive en cada uno/a nos dé su fuerza y podamos cantar al unísono y con toda la creación:

POR LA ENTRAÑABLE MISERICORDIA DE NUESTRO DIOS...
Pepa Sáenz de S. Pedro- Cdad. de Betania - MADRID

(1) Algunos recuerdos de este encuentro en Leyre van en las imágenes
del Portafolio.

Portafolio