La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Devenir Ursuline de Jésus > Ecuador: Renovación de Votos de Rachel Okoubeleme

Ecuador: Renovación de Votos de Rachel Okoubeleme

"Renuévense en el Espíritu de su Vocación" LMB

El 18 de agosto de 2014 las hermanas de Ecuador teníamos una cita importante. Rachel nos convocaba para la celebración de su renovación de votos. Fue para las seis hermanas de Ecuador, Ana, Margaret, María, Pilar, Mª Ángel y Rachel una fiesta de congregación, una ocasión de sentir como Dios renovaba su alianza con cada una de nosotras y volver a decir “sí” a la llamada, siempre actual.

Hna. Rachel Okoubeleme

La presencia de Rachel entre nosotras es un regalo impagable. Mujer de relación fácil, entrega sin medida, buen humor y alegría, crea espontáneamente ambiente fraterno y anima a la misión. Ser testigos de su camino nos hace sentirnos privilegiadas. Teníamos mucho que celebrar con ella.

El duro acontecimiento de la muerte reciente de su hermano marcó con una densidad especial el momento. Vivir esta pérdida lejos de su familia supuso sin duda una experiencia dura. Rachel, mujer de fe, con la gracia de Dios, la vivió a la luz de la fe. Se dejó trabajar por el dolor y ahondó la consciencia de su entrega, sabiendo que todo está en las manos de Dios.

Rachel, udj. en el momento de la firma de su Renovación de Votos.

La renovación de votos se celebró en el marco de una eucaristía en la capilla de la comunidad, presidida por el sacerdote salesiano de la parroquia Juan Flores. Las lecturas de la misma hablan de todo lo que Rachel estaba viviendo: Rom.8, 35.37-39; “¿Quién nos separará del amor de Dios?... Estoy seguro que ni la muerte ni la vida…podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro”. Y Mt.16, 24-28; “Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame”. Ella le pedía a Dios antes de renovar su compromiso la gracia de aceptar el sufrimiento, la pérdida, las caídas, como parte de la vida, y le presentaba el dolor de la pérdida de su hermano para que lo transformara en manantial de amor.

Esto es lo que refleja su vida, una mujer de “tierra buena” que se deja tocar por Dios y da fruto abundante. Gracias Rachel por hacer de tu vida donación, en profundidad y alegría. Contigo renovamos nuestro compromiso en esta tierra generosa y acogedora.

Reunidas las hermanas de la Comunidad de Esmeraldas y La Bota, para celebrar la Renovación de Votos de Rachel, junto al sacerdote del sector.

Se puede leer tambien
Realidad Misionera Latinoamérica: Palabras de agradecimiento de Rachel Okoubeleme.

http://verbumcaro.es.tl