La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la famille > Construimos juntas Europa

Construimos juntas Europa

Europa busca sus raices

El grupo Europa hemos querido llevar los momentos vividos durante estos 5 años a las hermanas de la Zona Norte de España que no pueden asistir a las reuniones generales y conocer sus experiencias de internacionalidad.

Estábamos deseando poder compartir con vosotras la alegría enorme del encuentro disfrutado a tope con nuestras hermanas de la zona Vasco- Navarra con el lema "Construimos juntas Europa”, en alusión al pasado y al presente.

IMGP0055Como estaba previsto, llegamos a Pamplona el 26 por la tarde. La amenaza de vientos fuertes nos pisaba los talones, pero no hubo problemas para viajar. El zaguán de la casa de la Paz nos proporcionó un marco incomparable y acogedor para poder recrear los momentos mas importantes de nuestro caminar durante esta etapa y escuchar sin prisas y con mucho interés las historias vividas a lo largo de los años en Francia, Italia y también en América Latina y Camerun. Consideramos que estas experiencias de internacionalidad constituyen los cimientos de lo que hoy llamamos UJ Europa.

Fue un día muy lleno, con 4 sesiones de hora y media cada una. Participaron a tiempo completo 28 hermanas y algunas otras nos acompañaron a ratitos. De todas ellas pudimos oir algunas cosas como estas….

“…Luego llegó la probación en Francia. Allí coincidí con irlandesas, italianas, francesas…La probación me hizo entrar un poco en lo que era la congregación.”

“ Nos fuimos a Chile: lo pasamos mal, pero a pesar de ello estábamos contentas. A nosotras nos llevó a una amplitud grande de miras. Gracias a ello, ahora no me echan para atrás muchas situaciones. La gente nos decía que siempre estábamos alegres. “

IMGP0056
La primera experiencia fue ir a Roma en el momento del Concilio Vaticano II. Estuve nueve años, nueve meses, diecinueve días y nueve horas. Fue todo un “sube y baja escaleras”, pero pude beneficiarme de la apertura y enriquecimiento de todo lo que se movía en la Iglesia en el momento.”

“En relación a Europa, puedo decir que Francia significa mucho para mí. Primero estuve en Angoulême, y allí hice amistades importantes. Luego fue la probación, con sus cosas, como no poder pisar fuerte porque debajo del pasillo estaban los despachos de las madres generales, o el comer “céleri”. Me quedaron las amistades con hermanas francesas y el amor a Chavagnes.”

“… Recuerdo que en febrero, en Chavagnes, el agua de la palangana estaba helada. Más tarde teníamos que arreglar los “matelas” (colchones). El père Horoné acogió bien a las Españolas. … La mère Annunciation nos trasmitió un gran amor a la congregación, era una enamorada de la congregación.”

“…Estuve en Alpignano ocho días . La primera impresión que tuve de la comunidad fue la de tres mujeres sencillas viviendo en pobreza y felices. Se desvivieron por nosotras. Con ellas compartimos nuestro carisma.” DSC00608

“… En el noviciado coincidí con la hermana del Líbano, irlandesas, italianas, etc. Tuvimos la experiencia de mentalidades tan distintas unidas por el carisma… Se vivía la fuerza de la unión gracias al carisma, siempre enraizado en la Biblia.”

En otro de los momentos del encuentro, recordamos mujeres que habían sido importantes en estas experiencias, por su testimonio, por su amistad mantenida a lo largo de los años, por su peculiar manera de ser, por sus enseñanzas, por haber sido transmisoras de amor hacia la Congregación y… en algunos casos por habernos hecho pasar un mal trago. Salieron muchos , muchos nombres …

Disfrutamos también escuchando anécdotas de las malas pasadas del idioma, o de los viajes llenos de equivocaciones y desviaciones hacia lugares desconocidos ( ¡ si hubiéramos tenido un móvil!.... )… de las costumbres chocantes en la casa Madre …

Los vientos que seguían amenazándonos no pudieron con nosotras y llegamos hasta el chocolate acompañado de deliciosos bollos suizos para poner punto final, de acuerdo con el día vivido. DSC00618-1

Damos las gracias a las hermanas de la Paz que nos han acogido con muchísimo cariño, nos han facilitado la tarea y nos han cuidado con mimo. Y también a todas las participantes de Bilbao, Pamplona y Vitoria por su entusiasmo, su participación y su acogida, y por compartir con nosotras los recuerdos de sus enriquecedoras vivencias internacionales.