La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la famille > Cómo ayudar a envejecer activa y positivamente.

Cómo ayudar a envejecer activa y positivamente.

Participación de 20 hermanas ursulinas de diversas comunidades de la Realidad Misionera de España en Huarte (Navarra). Nos comunican su vivencia en este taller formativo.

Grupo de participantes

Fué un fin de semana, muy rico e intenso. Ha merecido la pena salir de nuestra rutina, y disponernos a dar un paso más, en esta vida que, poco a poco, la siento, que voy entregando y también “gastando”.

Mi experiencia ha sido muy enriquecedora. Sentía sólo un interés relativo, pero ha resultado que he podido entrar de lleno en el taller, gracias a lo animadas que he visto a las hermanas y a Lara Herrero García, la profesora del Centro “Humanizar”, de los Religiosos Camilos, en Tres Cantos (Madrid) quien ha sido la que nos ha acompañado.

Me he sentido rápidamente motivada ya que la dinámica que ha llevado, nos ha favorecido para entrar de lleno en el tema. Ha sido todo, muy aterrizado, dinámico e interactivo. Estoy estrenándome en este camino: entrando en la 3ªedad… en la ancianidad… o vejez… Esto me impresiona y, mucho. Pero, así y todo, también está, en mí, el deseo y la necesidad de ser orientada en esta nueva etapa y de hacerlo juntas…; sobre todo, apoyarme en la experiencia de quienes más saben, por su experiencia y/o profesionalidad, en este último caso: Lara. Mujer joven, dinámica, risueña y que sabe mirar la vida, desde el lado bueno, con optimismo y como oportunidad, situándonos en nuestra edad, todas mayores.

La dinámica por la que nos ha conducido, valdría también para cualquier otra etapa de la vida:
Aprender a vivir el momento, en el que estoy, de la vida.

La Casa de las hermanas Marianistas de Huarte donde tuvimos el encuentro.

¡Qué bueno descubrir cómo la vida me ha enseñado muchas cosas, con sus aciertos y sus errores! Todo ello, me ha posibilitado hacerme con una sabiduría, ésa que no se aprende en los manuales y que viene a partir del tomar conciencia de lo vivido…. ¡Ay, qué rápido pasa el tiempo!. Parece que fue ayer cuando era una niña, una joven y… ya estoy en el último tramo de la vida! Y sin embargo, me digo: todavía puedo hacer algo más… Es la oportunidad…Sí, todavía puedo crecer en cultivar las relaciones humanas: como hermanas/hermanos, como compañeros de camino. Podemos ayudarnos, sostenernos y querernos mucho. Sin esto, siento que no habré aprovechado la ocasión que la vida me está ofreciendo. Esto es lo más difícil y lo más precioso.

La Capilla de la Casa.

Lara nos ha ofrecido distintas herramientas para entrar en esta experiencia. Es importante conocerlas, ejercitarnos con ellas, implicarnos… siempre con decisión y respeto. Ser anciana es un regalo, por lo que hemos recibido y por lo que podemos ofrecer.

Gracias hermanas, a todas y especialmente a las de mi comunidad. Hemos participado 7/10 y a las que han quedado, en casa, también las hemos tenido muy presentes.
Gracias también a Lara.

Mª Ángeles Saéz de Vicuña
Lara Herrero, ponente del taller.

Los días 5 y 6 de Abril, en la Casa de Ejercicios de las Religiosas Marianistas en Huarte – Pamplona, asistimos 23 hermanas a un taller de formación sobre el ACOMPAÑAMIENTO EN EL ENVEJECIMIENTO EN LA VIDA RELIGIOSA.
La ponente de dicho taller fue Lara Herrero, enfermera y perteneciente al Centro de Humanización de la Salud. Nos hizo reflexionar sobre nuestra realidad de tercera edad tanto a nivel personal como comunitario, dándonos pautas para poder vivirla con esperanza y con la mayor calidad posible.
Fue en todo momento muy amena y competente. Utilizó el diálogo y alguna actividad.
Nos dio pistas sobre la comunicación, como fuente de comunión intra e interpersonal en el acompañamiento a la persona mayor y cómo promover la salud en la madurez desde una perspectiva holística o integral: Dimensión física, mental, emocional, social y espiritual.
Fue un encuentro rico en contenidos y esperanzador en nuestras vidas de mayores. Lo importante, no es tanto “alargar” nuestro tiempo de vida sino “ensancharlo”, es decir, vivir bien lo que vivamos…
Agradecemos a Lara por su comunicación jovial y fructífera y al Grupo SARA de la Realidad Misionera de España que nos ha proporcionado esta formación para ayudarnos a caminar con más esperanza esta etapa de nuestra vida religiosa.

Mª Soledad Fontaneda