La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Family news- Noticias de la familia -... > Chile : misión con el pueblo Pehuenche

Chile : misión con el pueblo Pehuenche

"¡El Bio-Bío sigue cantando!"

La comunidad Ursulina de Mulchén y su enriquecedora experiencia de cercanía con el pueblo Pehuenche del Alto Bio-Bío.

“Bemaimun kom tañi piel ta Jésus” Dios nos habla Hoy...

Nuestro día comenzaba con el ENCUENTRO de ORACION
A las 8,30, luego el desayuno energético para ponernos en camino visitando las familias hasta llegada la noche. El sol y buen tiempo nos acompañaron el primer día, los siguientes estuvieron la lluvia , agua nieve , y mucho frío, que se atenuaba al calor del fuego , el mate y el diálogo sin prisas.
En este clima los sentidos y el corazón se hicieron más sensibles a la MÚSICA QUE SIGUE ESCUCHÁNDOSE AQUÍ POR ALTO BÍO BÍO."

Lo que hemos oído,
Lo que hemos visto con nuestros ojos,
Lo que contemplamos y tocaron nuestras manos..
… para que ustedes estén en comunión con nosotras.1 Juan, 1,1.33-4

Rosa Angélica Rivera (udj), Padre Oscar Gutiérrez y Verónica Enipane (udj), junto a dos miembros de la comunidad.

LO QUE HEMOS VISTO

 Lago pangue creado por la central hidroeléctrica de Endesa. Una enorme extensión de territorio de bosques nativos inundado…lugares desde donde las familias tuvieron que ser erradicadas a zonas más cordilleranas, a comunas como Santa Bárbara, Mulchén, Los Ángeles.
parcelas. Sectores de bosques de eucaliptos en medio de
araucarias y robles.

 Mejoramientos de viviendas según criterios occidentales: cocinas de leña – estufas de tambor que hizo Endesa, dormitorios pequeños con un baño. Todas las familias tienen electricidad, tv. Pero que no cuentan con agua potable dentro de las casas.

 Territorio cercado por alambres marcando divisiones de pequeñas
Parcelas…

 Vimos división al interior de las Comunidades con el debilitamiento de su organización, de sus autoridades: Lonco, Machi. a causa de: estrategias de empresas como Endesa, forestales, políticas comerciales, religión evangélica que les prohíbe participar en sus ceremonias, rogativas, rituales de su cultura.

 Los jóvenes que se van a estudiar fuera, se van en búsqueda de trabajo sin retorno, otros optan por el servicio militar…

La acogida que recibimos de todas las familias, sustentada en la confianza hacia el Padre Oscar por su estilo de presencia…nos sorprende el conocimiento que tiene de las personas, de cada familia, su cercanía a todas las familias, más allá de religión colonos o pehuenches… su esfuerzo por hablar en mapudugun…él se va haciendo uno de ellos.

Rosa Arriagada (udj) junto a una señora de la comunidad del Alto Bio-Bio.

La primera familia que visitamos nos ofreció un energizante desayuno un plato de cheví: trigo cocido con levadura, se sirve frío, exquisito para ellos, para nosotras rico como expresión de cariño que sabía a nuevo y distinto, a penas nos pasaba… fue nuestro bautismo. Al compartir coincidíamos en el pensamiento “vamos a tener problemas digestivos, seguro que nos hace daño…la sorpresa es que a ninguno del equipo tuvo problemas!..pura sabiduría ancestral y gracia de Dios. Confirmamos que su alimento es sano, es natural, contiene buena energía.

Las familias que nos acogieron en sus casas para dormir nos hicieron sentir “en casa”; disponibles, receptivos, donde el tiempo para compartir, acoger, conocernos en torno al mate pasando de uno a otr@, nos hablaba de ritual sagrado de relación y acogida.

LO QUE CONTEMPLAMOS Y TOCARON NUESTRAS MANOS…

Tocamos el dolor de una familia que había perdido a un hijo, no sabían si había fallecido por hipotermia en la carretera o provocado por riña o asalto…duda, dolor. Con ellos celebramos la eucaristía, en torno al fogón, palpando la solidaridad de las familias vecinas de la comunidad, que preparaban comidas propias en estos casos para estar presentes durante esos días.

El Evangelio proclamado en Mapudugum por el Padre Oscar les hace participar y expresar su plegaria, sus sentimientos.

Rosa Angélica Rivera (udj), Rosa Arriagada (udj), Padre Oscar Gutiérrez, junto a dos miembros de la comunidad del Alto Bio-Bío.

“Bemaimun kom tañi piel ta Jésus”
Dios nos habla Hoy

El encuentro en casa del Lonco Don Pedro, fue un confirmar la situación de inseguridad e incertidumbre y desesperanza en la que están sumergidos, sin sentir apoyo y reconocimiento de su propia gente..fue un tiempo de escuchar en su palabra la Vida de su pueblo, de su comunidad afectada por la división que habíamos oído… aún así don Pedro mantiene esperanza en los jóvenes que, al estudiar pueden recrear su organización, pueden surgir líderes que fortalezcan y luchen por sus derechos, por su dignidad de pueblo.

En la visita a la escuela-internado de Chenqueco – Ralco Lepoy, sentimos pena al saber que el programa carece de proyecto educativo intercultural, donde se refuerce la cultura e idioma. Si los niños no saben su idioma, difícilmente tendrán sentido de identidad y pertenencia a su pueblo.

A medida que vamos entrando en relación nuestro corazón va siendo tocado y afectado por la transformación violenta que van sufriendo las comunidades pehuenches, especialmente en este valle, ya que la organización en el valle de Queuco es reconocida y más respetada por ellos mismos.

Tenemos la certeza que es posible estar presentes desde este modo y estilo de presencia que está propiciando el padre Oscar.

Sentimos que esta experiencia resuena con nuestra búsqueda congregacional y de reagrupación, que nos conecta y habla de misterio Encarnación, de espíritu de familia y de humanidad…

Sentimos la invitación a continuar acercándonos desde la comunidad de Mulchén. Creemos que nuestro proyecto comunitario desde la medicina complementaria es una plataforma que facilita el encuentro en reciprocidad.

Un tiempo propicio es el tiempo que las comunidades pehuenches llaman “la veranada”. A partir de Diciembre las familias suben hasta el sector llamado El Barco y Huayali con su ganado y están todo el verano. Vemos factible estar con ellos aprovechando este encuentro natural como espacio de presencia y aprendizaje.

Un primo de Daniel, Francisco Meupil es facilitador intercultural en el Hospital de Mulchen. Le invitamos a un encuentro gratuito a nuestra casa, quedando la invitación a participar en el Equipo de Salud Intercultural para la comunidad indígena de Mulchen.

Nos parece muy importante esta continuidad de vínculo con las comunidades que se van conformando en la zona urbana como consecuencia de la migración por las ventas de sus campos en Alto Bio Bio.

Agradecemos a cada una de ustedes su comunión de oración y cariño. Sabemos que ustedes nos acompañan con su cariño y oración, en este camino de búsqueda en fidelidad a nuestra vida misionera AQUÍ-AHORA. Esta comunión sigue siendo fortaleza e impulso a nuestra vida misionera.

También queremos agradecer de manera especial su cercanía y apoyo, preocupación y llamados para Panchita. Ella quiere que transmita a TODAS su gratitud por todas las expresiones de cariño, de ESTAR PRESENTES en esos momentos. Aunque sus amigos (los caracoles del jardín) la “trataron mal”, haciéndole una zancadilla, y las enredaderas la fueron “enredando, enredando…” en sus días de reposo preparó crema de caracol para todas quienes necesiten y quieran.