La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Nouvelles de la famille > Chile: ¡Celebrando la venida del Espíritu!

Chile: ¡Celebrando la venida del Espíritu!

¡Dejándonos conducir por la fuerza del Espíritu...! Celebraciones de la Vigilia de Pentecostés en la Comunidad Santo Cura de Ars en Pudahuel- Santiago y en el Liceo "El Pilar" de Ancud.

En un mundo donde cada día nos es más difícil encontrar luces de esperanza para superar las crisis de la humanidad, nos animamos con el testimonio de jóvenes, niños y adultos que celebran juntos la venida del Espíritu Santo, que viene a renovar y dar un nuevo sentido a sus vidas.

Recordando la fuerza renovadora recibida en la celebración de Pentecostés 2009, las comunidades de Pudahuel y Ancud, desde sus respectivas opciones pastorales, quieren compartir con toda la Familia de la Encarnación el gozo de haber celebrado junto a otros y otras la gran fiesta de la Iglesia.

Santiago...

Comunidad Santo Cura de Ars, perteneciente a la Parroquia Santa María del Sur en la comuna de Pudahuel; lugar donde desarrollan su misión la Comunidad de Pudahuel. En esta Capilla, se realizó la Vigilia de Pentecostés el día 30 de mayo del año 2009, desde las 20:30 horas a las 00:45 horas del día 31 de mayo aproximadamente, ocasión en que toda la comunidad participó de la celebración: niños de la catequesis familiar junto a sus padres, jóvenes, adultos, adultos mayores, las hermanas de la comunidad de Pudahuel; todos, en un trabajo de equipo desarrollaron esta actividad que da vida y renueva la fe.

Ancud...

Desde las 21:00 horas del día 29 de mayo a las 07:30 horas del día 30 de mayo del presente año, se desarrolló la Vigilia de Pentecostés en el Liceo "El Pilar" de Ancud, animada por el Equipo de Pastoral y donde participaron los jóvenes con mucho entusiasmo y deseos de compartir esta experiencia de fe y encuentro con Jesús y el Espíritu Santo.

A través de reflexiones grupales, representaciones, juegos y oración, esperamos la venida del Espíritu y acogimos los nuevos llamados de seguir anunciando con esperanza la presencia encarnada de Dios.