La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Actualités > Celebración de una entrañable fiesta en honor del P. Baudouin en la Iglesia (...)

Other languages :   fr  

Celebración de una entrañable fiesta en honor del P. Baudouin en la Iglesia Parroquial de Chavagnes.

Todas las versiones de este artículo: [Español] [français]

El Domingo 17 de marzo de 2013 tuvo lugar, en la iglesia, San Pedro y San Pablo de Chavagnes-en-Paillers, la Misa en honor de la heroicidad de las virtudes del Servidor de Dios, el Padre Louis-Marie BAUDOUIN.

Gran alegría en el corazón de todos: Fieles de la parroquia L-M Baudouin y miembros de la Familia de la Encarnación, reunidos este fin de semana en Chavagnes para vivir su primera Asamblea nacional.

Gran fiesta para todos: es el reconocimiento por Roma del valor del mensaje del Padre Louis-Marie Baudouin, Eucaristía de alabanza y gozo.

El canto de entrada : La llamada a reunir a tu pueblo, da el tono a esta Eucaristía festiva.

Partiendo del fondo de la iglesia hace su entrada una bonita procesión de entrada presentada por Sr Thérèse- Marguerite Gilbert.

EL RETRATO


El 31 de Julio de 1801, Louis-Marie Baudouin entra en la pequeña iglesia de Chavagnes-en-Paillers que amenaza ruina… A partir de ahora va a ser el párroco de esta parroquia destrozada por la Revolución. De 37 años, originario de una familia trabajadora de Montaigu, ordenado sacerdote en 1789 en Saint Malo, acaba de vivir cinco años de destierro en España, y 2 años de vida en clandestinidad en Sables d’Olonne. Madurado por la prueba, llega a su nueva parroquia desbordante de ardor misionero, en el seguimiento de Jesús, único misionero del Padre.

LOS PADRES FMI


« Seremos los religiosos del Verbo Encarnado. »
El 31 de Enero de 1800, Louis Marie Baudouin, poco tiempo antes de terminar su clandestinidad en Sables d’Olonne, con su compañero de exilio Germain Lebédesque se compromete secretamente a dar un paso de vida religiosa. Plantea las bases de una pequeña sociedad de sacerdotes animados por el Espíritu del Verbo Encarnado y por el amor a su Madre... Contará entre sus filas con futuros fundadores: el Padre Monnereau, párroco de Brouzils, compañero de la primera hora, fundador de las Hermanas del Sagrado Corazón, llamadas comúnmente Hermanas de Mormaison, el Padre Pécot, fundador de las Hermanas de la Inmaculada Concepción de Niort. Hoy, los Padres de Chavagnes, trabajan en varios países, en tres continentes. Han escogido vivir su vida cristiana en la familia religiosa fundada por Louis-Marie Baudouin. Se llaman los Hijos de María Inmaculada.


LA PARROQUIA


« Parece que la divina Providencia va a enviarme a misionar a un lugar frondoso. »
Jesús mismo, contemplado y adorado como el misionero del Padre, es quien daba pleno sentido a este título de misionero que él reivindicó al principio de su ministerio pastoral. Entregado por completo a la parroquia de Chavagnes que se le acababa de confiar, estaba cercano a la gente, visitaba incansablemente a los enfermos del campo de los alrededores, daba ampliamente a los que lo necesitaban. « Los pobres, decía, son los tabernáculos vivos de Cristo ».
Predicaba misiones y retiros, preparaba a los jóvenes al sacerdocio. Estuvo en el inicio del primer seminario en Francia después de la Revolución. Quería abrir en Chavagnes un pequeño internado de niñas, más que una simple escuela, de este modo las parroquias de los alrededores podrían beneficiarse de la educación que se impartiera. Nada le paraba a este pastor infatigable.

LAS HERMANAS DE CHAVAGNES


« Las mujeres podrían hacer mucho en esta gran obra… Venid, os esperamos con impaciencia. »

2 de julio de 1802… Chavagnes en Paillers por la noche… Delante de la pequeña iglesia, seis mujeres bajan de una carreta. Llegan de Sables d’Olonne, vienen a ayudar a Louis-Marie Baudouin y a abrir a petición suya un modesto internado de chicas. El alma de este grupo, Charlotte- Gabrielle Ranfray, lleva en el corazón el proyecto de ver cómo crear una comunidad de religiosas comprometidas en medio del mundo para responder a las necesidades del tiempo… Una Congregación estaba naciendo… Se desarrolló rápidamente, las comunidades iban floreciendo en las parroquias de los alrededores, más adelante fuera de la diócesis… Hoy, las Ursulinas de Jesús están presentes en tres continentes. Trabajan en Camerún, en América Latina, en Canadá y en Europa.

LA FAMILIA DE LA ENCARNACIÓN


Vivir en la escuela del Misterio de la Encarnación según la intuición de Louis-Marie Baudouin, no está reservado a las dos congregaciones de los Hijos de María Inmaculada y a las Ursulinas de Jesús. Hoy somos una "gran familia". Las Hermanas de la Inmaculada Concepción de Niort son de las nuestras... Fraternidades, Laicos/as asociados, Amigos del Padre Baudouin, grupos de reflexión « Grano de mostaza » son cada vez más numerosos y activos y sus puertas son grandes y abiertas... Sobre el árbol dos veces centenario crecen hoy nuevas ramas.
A cada uno de los miembros de esta familia, el Padre Baudouin les repite hoy lo que decía ayer: « ¡Oh! Hermanos míos y hermanas de Europa, de África, de América, estáis en mi corazón, y estaréis siempre en él. »

LA BIBLIA


«Os envío mis delicias, la Sagrada Escritura que deseáis. Os exhorto a que hagáis como yo, vuestras delicias. »
La Biblia de la que se servía el Padre Baudouin era de dos volúmenes. Son estos volúmenes que llevamos ahora para depositarlos en el cofre que él mismo había mandado hacer, era para él como un tabernáculo, pues decía: « he notado que todas las frases de la Escritura alimentan como la Eucaristía; es como la palabra misma. Sobre todo el Santo Evangelio: cada versículo es oro muy puro que enriquece y un pan substancial que alimenta... !Mina rica e inagotable¡ !Tesoro escondido pero sin precio¡ No quiero ninguna otra cosa: lo tengo todo; vosotras tenéis todo. Tenemos la Biblia. »


El P. Jean Bondu, vicario episcopal, hijo de esta parroquia de Chavagnes y celebrante principal, acoge a la asamblea con estos términos:
" Acabamos de vivir una semana sorprendente. ¿Quién hubiera dicho hace 8 días, que se hubiera propuesto a nuestra Iglesia tal renovación? El Papa Francisco aparece, y ya, nuestra mirada se ajusta a la suya para contemplar a Cristo. El papa Francisco aparece, y no sólo eso, nuestro mundo de repente se hace atento a los pobres, a los sin voz..."
... Esta mañana, no hemos venido a celebrar a un hombre aunque llegue a ser declarado bienaventurado y santo dentro de algunos meses o algunos años. Esta mañana, hemos venido para redescubrir lo que la gracia de Dios ha hecho en él. Le ha llevado a reconstruir una parroquia, a fundar dos Congregaciones para la misión día a día , a servir a su pueblo de Chavagnes, a formar futuros sacerdotes...La gracia de Dios le ha llevado a amar al pequeño, al extranjero, al pobre...Las virtudes heroicas, son lo que produce el don de Dios en un hombre o una mujer que se deja transformar por él, hasta el punto de entregarse totalmente. El Padre BAUDOUIN se entregó. El grano cayó en tierra. Las cosechas ya han sido recogidas. Estamos aquí para nuevas cosechas que vendrán por la gracia del Espíritu Santo.
En nombre de Mons. Castet, nuestro obispo, estoy contento de saludaros, a vosotras Familia de la Encarnación, a vosotras religiosas Ursulinas de Jesús, a vosotros Religiosos Hijos de María Inmaculada, a vosotros parroquianos de Chavagnes y parroquianos de la parroquia Louis-Marie Baudouin.


La homilia estuvo a cargo del P. Jean Bondu. Presentamos algunos extractos :

« Sed respetuosos y amables desde la cátedra. (…) Enseñemos y lleguemos a los corazones. Cuando se tiene el corazón, se hace lo que se quiere. » Estos son consejos del Padre BAUDOUIN a hermanos del sacerdocio.
Me parece que esto dice bastante de su espiritualidad. No busquemos el comprender sólo por nuestra inteligencia, busquemos el descubrir, el conocer, el dejarnos coger para que toda nuestra humanidad, todo nuestro ser se renueve, se convierta, se oriente. Espiritualidad del Verbo Encarnado, espiritualidad de la Encarnación que levanta nuestra humanidad como el germen salido del grano levanta la tierra y aparece...

... El Padre BAUDOUIN no cesaba de predicar sobre el amor de Dios, la caridad de Dios. Tenemos que haber contemplado a Jesús para descubrir su libertad interior...

La pasión por el hombre de Nazareth, el Hijo de Dios, fue la pasión del Padre BAUDOUIN, al escrutar las Escrituras, para apresar a Jesús « como yo mismo me he dejado apresar por él ».

¿Quién es este enamorado de la tierra y de nosotros? dice un himno de Cuaresma.

¿Quién es este enamorado, de quien nuestro corazón puede enamorarse si descubrimos hasta qué punto nos hace libres?

¿Quién es este enamorado que arriesga todo para salvarnos...

Que salva todo arriesgándose él mismo?

Es el Verbo Encarnado que hace al hombre a sí mismo.

Es el hermano mayor que pasa por la muerte para que el Padre nos engendre a la Vida. Amen.

Al principio de la Oración Universal , el P. Bondu sigue recordando estas palabras del P. Baudouin: « Confianza, confianza sin límites » repetía, « es rico, nuestro hermano, nos ama»
Con estas palabras, le confiamos a nuestros hermanos y hermanas en humanidad.
Antífona: Llenos de confianza, te rogamos, Señor.
... ....

Prosigue la Eucaristía, a la vez recogida y festiva.

Antes de la liturgia del envío el P.
Daniel Boulier Superior General de los Hijos de María Inmaculada, y, a su lado, Sr Mercedes López Superiora General de las Ursulinas de Jesús, presenta extractos del Decreto sobre «la heroicidad de las virtudes de Louis-Marie Baudouin.»

«Estoy contento, al poder leeros algunos extractos del texto que hemos propuesto a Roma para el Decreto que reconoce las virtudes del P. Baudouin. Pondré, sobre todo de relieve, los temas poco abordados, en el momento de la presentación en la procesión de entrada.»

Después de su ordenación en 1789, el P. Baudouin es nombrado vicario de su hermano, párroco en Luçon, y rehúsa en 1790 prestar juramento a la Constitución Civil del Clero, lo que le supone la prisión en Fontenay-le-Comte.

En septiembre de 1792, escoge el exilio y embarca en Sables d’Olonne para España con otros 74 sacerdotes, entre ellos su hermano y el futuro obispo de la Rochelle: M. Paillou.

Louis-Marie va a vivir 5 años de destierro (1792-1797).

Para él, joven sacerdote, privado de ministerio activo, siendo así que desborda celo misionero, es un tiempo de estudio, de reflexión y de profundización de la Sagrada Escritura, un tiempo de maduración de una espiritualidad centrada en la Encarnación.

Vuelve a Francia en 1797, en Sables d’Olonne, pero tiene que seguir escondido. Desafiando al peligro, ejerce un ministerio clandestino.

Su ardor misionero le empuja a preparar el futuro para responder a las urgencias.

Estas actividades vividas en un contexto de persecuciones se enraizan en la oración, la meditación aidua de la Escritura, la contemplación del Misterio del Verbo Encarnado y del misterio de María, en la proximidad constante de la Eucaristía.

En ese momento se abre el periodo parroquial en la Jonchère, después en Chavagnes.
Este sencillo cura párroco de pueblos abrió campos misioneros de primera importancia para su parroquia y también para la diócesis y la Iglesia de Francia después de la Revolución.

En 1812, es enviado a la Rochelle para abrir allí un Seminario Mayor. Npmbrado vicario general de Mons. Paillou, su influencia se extiende, sobre todo, por la gran diócesis de la Rochelle.

En 1817-1821, la diócesis de Luçon se restablece. El nuevo obispo le nombra vicario general, superior de un Seminario Mayor que deberá organziar. Sigue siendo superior de la Congregación de Chavagnes. ¡Tarea inmensa!

En 1825, presenta su dimisión de superior del seminario de Luçon y va a vivir a casa de su sobrino, párroco de la catedral. En 1828, la muerte de la M. St Benoît le lleva a una vuelta definitiva a Chavagnes. Es el tiempo del retiro, de la « vida escondida », retiro en principio activo, después de 1831 a 1835, la enfermedad es su lote.

La víspera de su muerte, entrega su testamento, los grandes ejes de toda su vida espiritual: humildad, dulzura, confianza en la misericordia de Dios, en María su « tierna Madre », caridad fraterna, fe en la fuerza de los sacramentos, sobre todo en la Eucaristía.

El 12 de febrero, con la mirada fija en su crucifijo, se apaga su vida. Tenía 70 años.

Profeta en su tiempo, muy particularmente con su cercanía a la Sagrada Escritura y en su visión sobre los judíos.

Desde este amor por las Sagradas Escrituras es desde donde el Padre Baudouin logra, de manera totalmente inesperada para esta época, su amor por el pueblo judio.

La belleza y la riqueza de nuestra Sociedad está en este pueblo: Jesús, María, José, los Apóstoles, etc...eran judíos, nuestras Escrituras, y del Antiguo y del Nueve Testamento, vienen los judíos. Venid, judíos, somos vuestros amigos, o más bien vuestros hijos.Soís la raíz, nosotros somos vuestras ramas, venid, os veremos, os amaremos...

... Louis-Marie Baudouin se adelantaba así 150 años a la declaración “Nostra Aetate del concilio Vaticano II” (1965).

Pidamos al P. Baudouin que nos obtenga las gracias que necesitemos a lo largo de nuestra vida, para ser , como él, buenos y valientes servidores/as en el seguimiento de Jesús, Verbo Encarnado, y de María Inmaculada.

Después de la comunión se oye el canto de alabanza del “Magnificat”, seguido del canto de envío:


¡Alegráos, gritad de alegría, por el Hijo y en el Espíritu,

Dios nos abre un futuro!

¡Alegráos, gritad de alegría,

Nos da por la fe, un amor que nos hace crecer.





La fiesta va a terminarse en el local St-Joseph cercano a la iglesia parroquial.

Compartimos la alegría con el vaso de la amistad ofrecido a todos.

Sr Bernadette Chevreau, UdJ