La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Ursulines de Jésus > Nos lieux de mission > Espagne > Celebración de los 25 años de presencia ursulina en Yeste.

Celebración de los 25 años de presencia ursulina en Yeste.

El pasado 25 de Marzo (Fiesta de la Encarnación) quisimos celebrar los 25 años de permanencia en Yeste. Nos parecía importante hacer una pequeña fiesta: era compartir con nuestros amigos y vecinos, con los mayores de la Residencia, con la comunidad parroquial, con los que se quisieran unir a esta pequeña y sencilla celebración.

Un poco de historia:

Y… una pregunta:¿Quiénes estaríais dispuestas a participar en tal tarea y misión?
Se formó la comunidad y… día tras día hemos ido tejiendo nuestra pequeña historia.
Nos hemos encontrado con una Iglesia local viva y una Iglesia de Albacete pujante y con ganas de ser anunciadora de Evangelio, de “Buena Noticia” de construir Reino.
Espíritu que encajaba con nuestro sueño como personas y Proyecto Misionero de Nuestra Provincia de Ursulinas de Jesús- España.
Con el esfuerzo y empeño de todos/as , de cada uno/a; con la petición constante de ayuda a la Administración y a la generosidad de personas “anónimas” hemos trasformado la casa en una Residencia de Mayores, que queremos siga siendo la “casa,-hogar” de cada una de las personas que la habitan.

Mariví, Julia, Josefina, Alegría, celebrando un día gozoso

En este momento, formamos la Comunidad cuatro hermanas, dos de ellas fuimos del grupillo que llegó a Yeste hace 25 años. Hoy seguimos aquí, jubiladas y desde un voluntariado activo seguimos en este pueblo, que nos es muy querido y donde queremos vivir un “estar” comprometido, según nuestras posibilidades y las de cada una, tanto en la Residencia de Mayores donde hemos estado trabajando veinte años como en el pueblo, como vecinas y amigas, y en la Comunidad parroquial donde nos sentimos gozosamente comprometidas en el ir “haciendo”, cuidando y aportando nuestra pequeña parte en la construcción y crecimiento de la misma.

Participando en la Eucaristía

Queremos compartir algunos de los textos de la celebración: Eucaristía de Acción de gracias con la Comunidad Parroquial, en los que hemos querido plasmar algunos rasgos de nuestra historia aquí, en Yeste (Albacete- ESPAÑA) Son unas pinceladas, “claros y oscuros” que nacen desde el corazón mismo y quieren pintar hoy nuestro cuadro y…revelar nuestra historia.
.
.

Monición de entrada:

.
Era un 8 de Enero, a las 8 de la tarde del año 1990. Con un poco de miedo y mucha ilusión llegaban a Yeste cuatro mujeres, “las monjas”. Íbamos a hacer en el ASILO el relevo de Teodora (que estaba enferma y se jubilaba).

Escuchar, misión del día a día

Nos hacíamos cargo de la RESIDENCIA de MAYORES: iba a ser:

  • nuestra tarea,
  • nuestra misión.

Hoy queremos celebrar con vosotros y vosotras nuestra venida, nuestra estancia aquí, en Yeste, día tras día, a lo largo de estos 25 años
Queremos celebrarlo porque Dios ha estado presente con nosotros/as, con todos, a lo largo de estos años y…junto a vosotros y vosotras queremos darle GRACIAS.
Trascribimos el texto que Miriam nos regaló, después de la lectura del Evangelio (Relato de la Anunciación).
.
(Texto íntegro en adjunto)

.
.

Al final de la Eucaristía entonábamos nuestra expresión de acción de gracias:
Hoy queremos dar GRACIAS a Dios y os invitamos a cada uno de vosotros/as a que os unáis a nuestro canto de agradecimiento;
Porque nos sentimos llamadas, hoy y ayer a ser presencia de Iglesia aquí en Yeste y en sus aldeas. Porque nos hemos sentido acogidas a lo largo de los días y los años. Porque este fue y sigue siendo “nuestro pueblo”.

Necesitan ser escuchadas

Queremos dar GRACIAS porque las personas a las que hemos cuidado han sido un regalo y además nos han REGALADO y permitido poder cuidarles.
Damos gracias, por las personas amigas y por cada uno de los vecinos y vecinas del pueblo y aldeas.
En esta letanía de ACCION de GRACIAS no queremos que falte, La PALABRA de Dios: que nos sostiene y nos alimenta a cada uno/a
Así mismo GRACIAS a la “palabra” de la Congregación, nuestra familia, que la vamos construyendo y haciendo a lo largo de los días y los años.

Y con las palabras del salmista decimos:

… “¡Dichoso el hombre que se complace en la ley de Yahveh
su ley susurra día y noche!
es como un árbol plantado
junto a corrientes de agua”... (Salmo 1)