La famille de l'Incarnation

Fraternidades de la encarnacion

menu

Portada del sitio > Laïcs > Partage de vie > 2º Encuentro de la Familia de la Encarnación en Madrid

2º Encuentro de la Familia de la Encarnación en Madrid

Fue en ese casi extremo de Madrid, en la residencia de las RR. del Sagrado Corazón de Jesús, donde encontramos alojamiento para nuestra 2ª Asamblea de la Familia de la Encarnación de España.

Tenía que ser Madrid, que por algo es el centro geográfico de nuestro país, donde confluyen todos los caminos, y allí llegamos desde Málaga, Pamplona, Vitoria y Bilbao y de Francia, porque la “profesora”, la que correría con ese paso más en el conocimiento y comprensión de la Encarnación, Marie Pierre Cecchi, UdJ. llegaría desde Burdeos, con su español muy bien conservado.
Éramos 20, con mayoría femenina, lo masculino estaba representado por Justo, Emilio y Joseba, los tres de Vitoria.

Todo el grupo con Miriam, que con T. Ozores, vino una noche a participar del encuentro.

El tema de trabajo previsto era:

“Conocer la Palabra de Dios en la persona y escritos de Luis María Baudouin”

Marie-Pierre había fondeado –creo que nunca mejor dicho- a gusto en todo lo que tocase a nuestro Fundador: vida y obra. Recorrimos con ella a grandes pasos su vida, origen humilde en Montaigu, vocación sacerdotal, ordenación el mismo año de la Revolución francesa, 1789, emigrante a España huyendo de la persecución de la Revolución para no pronunciar el famoso juramento que lo hubiera apartado de la obediencia a Roma…

En España, recorrimos con él a pie nuestros caminos del siglo XIX: de San Sebastián –desembarco-, a Zaragoza, Valencia, Madrid, Toledo… años penosos, muy duros, pero al mismo tiempo fructíferos para el espíritu. Fueron cinco años de reflexión, lectura, estudio, -el cardenal primado de Toledo puso a disposición de los sacerdotes franceses la biblioteca de la catedral-, años de riqueza espiritual.
Aquí, en España, nació y creció su gran hallazgo: el Misterio de la Encarnación. ¿Había algo más rico, más importante en la revelación cristiana?. “Que los demás admiren lo que quieran, para nosotros nos basta la Encarnación y sus divinas consecuencias”.

Algunas del grupo con M. Pierre Cecchi.

Esta convicción, este tesoro, lo llevó a Francia, cuando se atrevió a volver, camuflado de nuevo, pasando la frontera con peligro de su vida hasta Burdeos y de allí a Les Sables d´Olonne donde seguiría escondido tres años más. Tres años dedicados a la pastoral, de noche, como se pudiera, pero sobre todo a ahondar en el Misterio: la Encarnación.

Que los demás admiren…
Pues esa gran riqueza fue lo que Marie-Pierre, bien “masticado”, como aconsejaba el P, Baudouin, nos quiso transmitir, ayudarnos a conocerlo más, a saborearlo a través de la Palabra.
Puesto que todas y todos los que estábamos reunidos habíamos llegado con el objetivo de profundizar en el Misterio de la Encarnación a través de nuestro fundador, esta vez, en esta asamblea se trataba precisamente de impregnarnos de la importancia que la Palabra de Dios tuvo para él.

Estamos participando.

Conocimos un poco de las numerosas citas bíblicas en las que apoyaba sus opiniones, su pensamiento, sus consejos, la línea de su formación. Nos recordó Marie Pierre la insistencia en los escritos del Padre Baudouin de la expresión “práctica, práctica”; no se conformaba con que sus lecciones quedasen en la inteligencia, en la memoria, tenían que pasar a la obra, eran para andar el camino. ¡Así actuó el Verbo Encarnado!.

Marie Pierre nos enfrentó con nuestra postura ante la Palabra de Dios:

  • ¿Qué representa para mí la Palabra de Dios?
  • La Biblia: ¿la leo?, ¿cuándo?, ¿con quién?
  • ¿Qué palabra de la Biblia me gusta, aprecio, me viene a la cabeza?

¡Qué horizontes nos abrió el Misterio! La Encarnación de ayer, y la encarnación de hoy, la de la vida diaria, bien subrayada por Marie-Pierre.
Y también hubo expansión.No es que hubiera cordialidad en el ambiente, es que el ambiente era cordialidad. Nos conocimos mucho más, las del Norte y las del Sur.
Con el mensaje de Luis María Baudouin la Encarnación bien grabado nos despedimos el domingo, después de la Misa parroquial. La próxima, ¿cuándo?, ¿dónde?.

Begoña FRAU

Un fin de semana en Madrid…con la Palabra de Dios, con Luis Maria B. y…¡con tod@s vosotr@s!

¡Qué alegría volver a España por unos dias!
Temor ante la responsabilidad….tanto para con la Palabra de Dios como con la del Padre Baudouin…
Lo abandoné todo en manos del Espiritu de Dios..El nos acompañó
Y el grupo fue maravilloso por su acogida, su apertura, su sencillez…

Después de la evaluacion final, quise añadir unas palabras, os las comparto:
El encuentro fue para mi un momento muy rico, pues yo era testigo de la vitalidad de los tres grupos, de origen geografico diverso, de la apertura de tod@s ya que eran personas muy diferentes, pero que se sentían unidas por un mismo deseo de entrar más profundamente en la lectura, la escucha de la Palabra de Dios y también en la escucha de Luis Maria Baudouin.

Parte del grupo

Qué alegría en el grupo tan espontaneo y comunicativo….y al mismo tiempo se sentía una seriedad en el compromiso de cada uno de los grupos, en las personas, en la búsqueda de una palabra en verdad, para más coherencia de vida…
Lo que deciamos, lo que leiamos no eran solo ideas, palabras bonitas, lo importante era lo que queríais llevar a la practica en el día a dia de vuestra vida….en este amor cotidiano…Si no tengo amor, nada soy...

Me impactó también la capacidad de silencio de las personas, sea cuando se les pedía concentrarse antes de empezar una actividad, sea en el tiempo de oracion personal, en silencio, que propusimos al final del primer día…
GRACIAS a tod@s, a las hermanas que me invitaron, a las que acompañan a los grupos.
A mi también me impulsaba el encuentro, aumentaba mis ganas de seguir convocando a laic@s para compartir con ell@s lo que me hace vivir en este camino de Encarnacion, iluminado por la palabra de Dios, y para enriquecerme con su propio compartir!
Otra vez GRACIAS y…

¡Buen camino!
Marie Pierre Cecchi-UdJ
desde Chavagnes 2 de Diciembre 2012